Concesionarios | El ladrón de un concesionario acaba empotrado en un puesto de la ONCE

De película. Así resultó el robo de un coche de alta gama de un concesionario madrileño a manos de un toxicómano. Tras una persecución policial por las calles de la ciudad, el ladrón acabó empotrado contra un kiosco de la ONCE. Por fortuna, sólo han resultado heridas leves algunas personas.

El ladrón sustrajo el vehículo, que tenía matrícula provisional y las llaves puestas, del interior del concesionario. Para ello, golpeó a un operario del taller que trató de impedírselo. Después de la agresión, el mecánico salió a la calle y avisó a una patrulla de la Policía que pasaba por la zona.

Se inició una persecución a gran velocidad que terminó en una colisión contra un puesto de la ONCE. El autor del robo fue detenido por la Policía después de que los bomberos lo sacaran del interior del vehículo, ya que se negaba a salir.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña