Concesionarios | El curioso caso del toro "mecánico"

Prefería morir en la plaza que en el matadero. Un novillo se dedicó a corretear entre los coches del taller de un concesionario Toyota de Logroño (La Rioja), después de escaparse del camión que lo conducía al matadero, según indica la prensa regional.

Y no sólo eso: el animal también subió los dos tramos de escaleras que separan la planta baja de la primera, donde se encuentran los vestuarios y las duchas de los trabajadores.

Para devolverlo a su lugar, fue necesario cerrar las puertas del taller y traer otro camión vacío, que hubo que introducir en el interior del taller. Así, fue necesario orientar su remolque hacia las escaleras que conducían a los vestuarios. Finalmente consiguieron que el novillo bajara los peldaños y se introdujera en el camión.

El incidente sólo resultó con algunas abolladuras en los vehículos que esperaban a ser reparados y un buen susto por parte de los trabajadores del taller.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña