Concesionarios | Las marcas confían en que el coche conectado les ayudará a retener clientes

Nissan espera que su negocio de posventa represente el 25% de los ingresos de ventas después de 2022.

Las marcas confían en que el coche conectado les ayudará a retener clientes Las marcas confían en que el coche conectado les ayudará a retener clientes
Las marcas confían en que el coche conectado les ayudará a retener clientes

La preocupación de la posventa independiente por el la llegada del coche conectado está bien fundada, si bien es de esperar que los legisladores de la Unión Europea pongan la libre competencia de mercado en primera línea a la hora de regular la posición de dominio que los fabricantes van a tener, a priori, sobre sus vehículos.

Sin embargo, los constructores siguen dando pasos para tomar ventaja en esta carrera por el coche conectado en el que han puesto sus ojos de cara a mejorar sus negocios.

Este es el caso de Nissan que acaba de anunciar una estrategia integral para transformar la experiencia de posventa del cliente a través de “tecnología innovadora y servicios mejorados” a nivel mundial. Como resultado, los servicios de los coches conectados y “una mayor selección de accesorios y personalización impulsarán el crecimiento en el negocio de posventa de Nissan”, que espera que represente el 25% de los ingresos de ventas después de 2022, según señala el fabricante.

"Nissan tiene un plan claro para desarrollar su negocio de posventa al liderar la industria en la entrega de la última tecnología a nuestros clientes en todo el mundo", ha afirmado Kent O'Hara, vicepresidente corporativo de Nissan y jefe de la División Global de Posventa. "Esta estrategia es ofrecer a nuestros clientes más opciones y nuevos servicios para mejorar la experiencia de propiedad, además nos ayudará a expandir nuestro coche conectado, grandes innovaciones de datos y personalización para mejorar la experiencia del cliente y abrir nuevas vías de ingresos para la compañía".

La tecnología de automóviles conectados y el uso en expansión de gran cantidad de datos permitirán a juciio de Nissan ofrecer nuevos servicios, “mejorar la experiencia de concesionarios y aumentar la retención de clientes”.

De este modo, en el futuro, los coches de Nissan ofrecerán a los clientes con antelación cuándo se necesita servicio de mantenimiento, así como los pedidos de piezas de forma automática para garantizar la disponibilidad del concesionario a la visita del cliente.

Para Nissan, un elemento clave de la estrategia es el desarrollo de la conectividad para todos los clientes, incluidos los de los mercados emergentes y los que ya poseen coches de la marca. En este sentido, los coches conectados estarán disponibles como una opción del distribuidor, comenzando en Japón y la India para extenderse a otros países en 2020.

Nissan también está desarrollando soluciones asequibles para ofrecer a los clientes la conectividad utilizando múltiples tecnologías como una próxima opción de venta. Estas tecnologías se ofrecerán a los clientes que ya poseen vehículos que no fueron fabricados como conectados. Esto permitirá que esos vehículos se conecten, favoreciendo que esos usuarios reciban las ventajas agregadas procedentes de la conectividad.

El negocio de posventa de Nissan también se fortalecerá con un enfoque en la personalización y los accesorios. "Nissan tiene una visión integral a largo plazo para ofrecer a nuestros clientes una mejor opción de lo que se había hecho nunca", ha señalado Kent O'Hara. "Cuando la fabricación de automóviles estaba en su infancia, los clientes podían tener cualquier color que quisieran, siempre y cuando fuera negro. Nuestros clientes quieren automóviles adaptados a sus estilos de vida y aspiraciones. El objetivo final es la hiper-personalización", ha concluido.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña