Concesionarios | Los concesionarios catalanes dejaron de destruir empleo en 2013

Desde el inicio de la crisis, habían recortado el 28% de sus puestos de trabajo.

Los concesionarios catalanes dejaron de destruir empleo en 2013 Los concesionarios catalanes dejaron de destruir empleo en 2013
Los concesionarios catalanes dejaron de destruir empleo en 2013

La distribución y reparación de vehículos en Cataluña dejó de destruir empleo el año pasado, según se ha anunciado en la IV Jornada de Automoción de Barcelona, celebrada en la Escuela de Negocios Esade, organizada por Faconauto, la Federació Catalana de Venedors de Vehicles a Motor (Fecavem) y Esade Alumni.

Durante la jornada, que reunió a cerca de doscientos empresarios del sector, se indicó que los concesionarios oficiales empleaban el año pasado en Cataluña de forma directa a 18.864 personas, cifra muy parecida a la del ejercicio 2012.

De esta manera, se rompe un ciclo de cinco ejercicios en los que los concesionarios de Cataluña perdieron más de 8.000 puestos de trabajo, coincidiendo con el cierre y reestructuración de las redes oficiales de distribución, proceso que ha acabado con alrededor de 360 de las concesiones que conformaban el sector. Las patronales indicaron que este cambio de tendencia permitirá empezar a generar empleo este mismo año.

El aumento de las matriculaciones, en el caso de Cataluña, ha permitido al sector elevar la facturación hasta los 3.668 millones de euros el pasado ejercicio, el 10% más, según estimaciones de Faconauto. La patronal apunta a la implantación del plan PIVE como factor clave en este incremento de las ventas.

Hasta el momento, las seis ediciones del plan puestas en marcha desde octubre del año 2012, han permitido achatarrar más de 71.500 coches con más de diez años de antigüedad en Cataluña, lo que también ha supuesto la adquisición de la misma cantidad de modelos nuevos, más seguros y eficientes. De cara a este año, las patronales han adelantado que las ventas de coches en esta comunidad autónoma cerrarán 2014 con un crecimiento del 13%, con unas 130.000 matriculaciones.

Los concesionarios se mostraron cautelosos de cara al año próximo, y no esperan un despegue apreciable del mercado. En concreto, la previsión para 2015 es que se matriculen en Cataluña unos 136.000 vehículos, lo que supondría un incremento del 5%.

“Pese a estas buenas perspectivas, estamos todavía lejos de poder echar las campanas al vuelo. Venimos de muy abajo. En Cataluña hemos dejado de matricular más de 250.000 vehículos en los últimos seis años, y los concesionarios hemos perdido prácticamente el 60% de nuestro negocio de vehículo nuevo”, dijo el presidente de Faconauto y de Fecavem, Jaume Roura.

Por ello, las patronales han pedido al Gobierno que se mantenga el Plan PIVE por lo menos hasta que el mercado alcance el millón de unidades vendidas. “Es vital para el consumidor, para asentar la recuperación del mercado, para renovar un parque obsoleto con 11,3 años de antigüedad media y, sobre todo, para mantener el empleo y consolidar nuestras empresas”, apuntó Roura.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña