Concesionarios | Ganvam sugiere combinar fiscalidad y achatarramiento para una movilidad sostenible

La comisión de expertos sobre energía propone subir el diésel el 28,6% en un informe presentado al Gobierno.

Ganvam asegura que existe una tendencia hacia los coches de bajas emisiones
Ganvam asegura que existe una tendencia hacia los coches de bajas emisiones

La Comisión de Expertos sobre Escenarios para la Transición Energética ha presentado un informe al Gobierno en el que propone subir el diésel el 28,6% y se aboga por una "electrificación de la economía", entre otras medidas, a favor de la sostenibilidad medioambiental.

Con relación al contenido del documento, Ganvam ha manifestado que coincide en que alcanzar una movilidad sostenible pasa por reorientar la fiscalidad de manera que los impuestos se basen en las emisiones de CO2, pero también por retirar los vehículos más antiguos y contaminantes a través de un plan de achatarramiento que incentive su renovación por modelos más eficientes.

Concretamente, la patronal está de acuerdo con el comité de sabios en que la reforma fiscal debe traspasar la presión tributaria de la compra al uso, en línea con las directrices europeas. Sin embargo, considera que esta reorientación debe venir no tanto de una subida generalizada de impuestos al diésel, sino de un cambio en el Impuesto de Circulación para que se base en la emisiones en lugar de en la cilindrada y la potencia.

Así, en su opinion, "se desincentivará la circulación de los vehículos más perjudiciales para el medioambiente en lugar de ser hostil con la renovación del parque y la entrada de nuevas tecnologías más eficientes, lanzando un mensaje equivocado al ciudadano al penalizar injustamente a los nuevos modelos de diésel Euro 6 que emiten ya menos CO2 que un vehículo de gasolina", explica.

Ganvam asegura que existe una tendencia hacia los coches de bajas emisiones, por lo que señala la necesidad de eliminar por completo el tributo que grava la compra y "reduce artificialmente el tamaño del mercado potencial español, suponiendo un nuevo freno a la renovación del parque que ya supera los 12 años de antigüedad".

Para evitar que exista esta "cruzada" contra una motorización concreta, la patronal coincide con el comité de sabios en que el distintivo medioambiental de la DGT es una "herramienta muy útil" que debe convertirse en la base de las políticas de movilidad. Al discriminar a los coches en función de su potencial contaminante, se evita meter en el mismo saco a todos los modelos, lo que favorecerá a los nuevos diésel Euro 6.

Finalmente, a la hora de promover una movilidad sostenible y de bajas emisiones, la patronal comparte con los expertos en la necesidad de impulsar la electrificación del parque de una manera gradual que facilite la penetración creciente de vehículos no contaminantes, sin precipitarse en medidas de gasto público que puedan conducir a generar costes no recuperables.

No obstante, para Ganvam, alcanzar una cuota de eléctricos del 18% del mercado en 2030, como plantea "el escenario más conservador" del informe de expertos, requiere no solo que se solventen los problemas relativos a la infraestructura de carga y la autonomía de los actuales vehículos eléctricos, sino también una transición que "eduque" gradualmente al conductor hacia este tipo de tecnología.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña