Concesionarios | 100.000 clientes de Audi demandan al Grupo VW

Los modelos A6, A8, Q5 y Q7 fabricados desde febrero de 2013 son algunos de los vehículos afectados por el fraude.

En España VW deberá indemnizar a un afectado que compró un Q5 en mayo de 2013. En España VW deberá indemnizar a un afectado que compró un Q5 en mayo de 2013.
En España VW deberá indemnizar a un afectado que compró un Q5 en mayo de 2013.

Tras destaparse hace unos días el escándalo de Audi en el que se conocía que la enseña pudo utilizar un software acoplado a la caja de cambios automática que también manipulaba los valores de las emisiones contaminantes de modelos con transmisión automática AL 551, un total de 100.000 propietarios afectados han decidido presentar un demanda colectiva contra el Grupo Volkswagen por encubrir a su filial de vehículos premium.

Dicho dispositivo no solo alteraba algunos coches diésel, sino también se seis modelos de gasolina de tres litros, entre ellos los A6, A8, Q5 y Q7 fabricados desde febrero de 2013.

Estos días algunas informaciones publicadas en la página de Bloomberg señalaban que no se descarta que la manipulación haya podido comenzar antes de la mencionada fecha. Sin embargo, ni Audi ni Volkswagen han hecho declaraciones al respecto.

En septiembre de 2015, se destapó el escándalo del dieselgate de Volkswagen por el que desveló un dispositivo que detectaba si el vehículo estaba en fase pruebas para reducir las revoluciones del mismo y emitir menos CO2 que cuando estaba circulando normalmente.

Recientemente, el grupo alemán había acordado con las autoridades norteamericanas pagar casi 14.000 millones de euros por la manipulación de los motores de dos litros y otros 2.500 millones para pagar a concesionarios, Estados y abogados de los dueños de los automóviles afectados.

Por otro lado, hace unas semanas un juzgado de Valladolid dictó la primera sentencia condenatoria en España a Volkswagen por la que el grupo deberá indemnizar con 5.006 euros a un afectado que compró un Audi Q5 en mayo de 2013.

En su sentencia -que VW anunció que recurriría-, el juez dio la razón a un cliente que adquirió su vehículo por 50.065 euros y que es uno de los afectados por la instalación del software fraudulento que permitía modificar los valores de emisiones contaminantes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña