Concesionarios | VW recomprará 20.000 Audi y Porsche con el motor diésel V6 trucado

El fabricante se niega a aceptar en EE.UU. algunos de los coches del ‘dieselgate’ destrozados por sus dueños.

El Porsche Cayenne es uno de los modelos afectados por el ‘dieselgate’. El Porsche Cayenne es uno de los modelos afectados por el ‘dieselgate’.
El Porsche Cayenne es uno de los modelos afectados por el ‘dieselgate’.

La compañía Volkswagen ha llegado a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos para que 83.000 coches afectados por el dieselgate de las marcas Porsche, Audi y Volkswagen sean recomprados o arreglados.

En total, según apunta Expansión, 20.000 de ellos, los más viejos, elegirán la primera opción, ya que no podrán ser reparados, tal y como explica la propia firma.

La enseña asegura que no se podrían llevar a cabo las modificaciones necesarias para que estos automóviles cumplieran con la normativa de las emisiones NOx y para la empresa no sería rentable. El resto de los vehículos serán reparados.

Por su lado, la Carb (California Air Resources Board) ha señalado que el fabricante deberá pagar 215 millones de euros para mitigar el daño ambiental que han provocado estos motores de seis cilindros equipados con el software que manipulaba las emisiones de forma ilegal en los modelos Porsche Cayenne, Audi A6, A7, A8, A8L, AQ5 y Q7 y VW Touareg diésel.

El pasado junio, la compañía alemana llegó a un acuerdo con Estados Unidos en el que la firma se comprometía a pagar más de 14.300 millones de euros para recomprar 475.000 vehículos diésel trucados y poner en marcha ayudas a la promoción del coche eléctrico.

Además, el consorcio se comprometió a poner en marcha una segunda ‘Ciudad Verde’ en California, en alguna población con, al menos, 500.000 habitantes en la que los coches eléctricos tengan prioridad.

Asimismo, Robert Bosch, suministrador del software que trucó las emisiones contaminantes, estudia una vía para solucionar las reclamaciones en este país. El pacto, según Expansión, superaría los 280 millones de euros.

Por otro lado, la enseña tendrá que hacer frente a un nuevo problema. Buena parte de los propietarios de los coches afectados por el dieselgate han tomado la decisión de entregar su coche para que sea recomprado sin una buena parte de sus piezas.

Asientos, retrovisores, parachoques, capó, puertas y portón del maletero son algunos de los componentes que los dueños están extrayendo a los coches para poder revender las piezas y sacar un mayor provecho económico a la situación.

La firma acordó que el único requisito para reembolsar el dinero a los afectados es que los vehículos funcionaran con su motor original. Pero desde Volkswagen afirman que los vehículos desmantelados no se contemplan en la recompra, según publica Jalopnik, que señala que la marca tendrá que estudiar diferentes posibilidades para llegar a una solución.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña