Concesionarios | El juez Moreno investiga a VW por la manipulación de motores diésel

En California, la enseña deberá pagar una multa de 78,1 millones de euros.

La fiscalía de Braunschweig también ha abierto un procedimiento sancionador contra el grupo. La fiscalía de Braunschweig también ha abierto un procedimiento sancionador contra el grupo.
La fiscalía de Braunschweig también ha abierto un procedimiento sancionador contra el grupo.

El pasado 8 de julio, el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, acordó dirigir el procedimiento penal que abrió el pasado mes de octubre por la manipulación de motores diésel de Volkswagen contra la propia firma en calidad de investigada.

El magistrado imputa a la compañía por una presunta participación en delitos de defraudación que causan perjuicio a una generalidad de personas y fraude de subvenciones y contra el medio ambiente.

Asimismo, Moreno ya ha cursado la Comisión rogatoria a Alemania, teniendo en cuenta que es en ese país donde se ubica Volkswagen AG y que tendrá que designar a una persona para que la represente, así como un abogado y procurador.

En su auto, el juez explica que la causa se inició tras la presentación de querellas por el Sindicato Manos Limpias y por la Asociación Internacional Antifraude para la Defensa de Afectados por Motores Volkswagen, y se centra en la presunta manipulación de determinados motores diésel de cuatro cilindros.

El trucaje pudo realizarse, según el magistrado, con la instalación de software que detecta cuándo un vehículo se encuentra en un banco de pruebas para reducir sus emisiones contaminantes dentro de los parámetros exigidos por la normativa medioambiental.

Por otro lado, la asociación de consumidores Facua pide personarse en la causa contra Volkswagen en representación de más de 1.600 personas afectadas.

Facua creó una plataforma de afectados cuando se descubrió el escándalo de la que forman parte más de 40.000 personas, según la organización.

Diferente es la situación en Estados Unidos, en California, donde la enseña deberá pagar una multa de 86 millones de dólares (78,1 millones de euros), según indicó la fiscal general del Estado, Kamala Harris.

Esta cifra se suma a los 14.700 millones de dólares (13.363 millones de euros) que tendrá que abonar la compañía en Estados Unidos por el caso del diésel en concepto de recompra de vehículos, así como para la creación de un fondo medioambiental y para impulsar las energías limpias.

Por su lado, la fiscalía de Braunschweig (norte de Alemania) ha abierto un procedimiento sancionador contra el grupo con el que tendría que pagar una multa por los beneficios conseguidos irregularmente gracias a la manipulación de las emisiones de gases.

El fiscal Klaus Ziehe confirmó a medios alemanes la apertura del procedimiento por las posibles "ventajas económicas" que logró el grupo automovilístico.

Según los medios germanos, si Volkswagen en vez de esa manipulación hubiera invertido en la mejora de los dispositivos de control de las emisiones contaminantes, sus beneficios habrían sido presumiblemente menores. Por este motivo, las autoridades podrían exigir la devolución de la diferencia.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña