Concesionarios | Fallece tiroteada en uno de sus concesionarios la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala

La familia regenta varios negocios de automoción en Alicante, incluido el establecimiento donde se produjo el crimen.

Fallece tiroteada en uno de sus concesionarios la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala Fallece tiroteada en uno de sus concesionarios la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala
Fallece tiroteada en uno de sus concesionarios la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala

María del Carmen Martínez, viuda de Vicente Sala, expresidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) -hoy integrada en Banco Sabadell- y fallecido en 2011, fue asesinada en la tarde del día 9 al recibir dos balazos a quemarropa en la cabeza cuando se hallaba en el interior de un vehículo que se encontraba en un lavadero de uno de los concesionarios que regenta la familia en Alicante.

Aunque en un principio se especuló con que el asesino o asesinos pretendieran robar el vehículo, un Porsche Cayenne que la víctima, de 72 años, había acudido a recoger al concesionario, esta hipótesis pierde fuerza. De hecho, los investigadores barajan que el crimen pudo ser cometido por uno o varios sicarios y que el motivo económico podría estar detrás del homicidio, pues la víctima conservaba dinero y otros efectos personales de valor y, difícilmente, hubiera podido oponer resistencia a unos ladrones armados dada su edad.

La víctima no se pudo defender, ya que fue abordada cuando estaba sentada en el asiento del conductor del Cayenne, dentro del lavadero del concesionario. Por la puerta izquierda le descerrajaron dos disparos a muy poca distancia: uno en la sien y otro en la mejilla, ambos con orificio de entrada y salida, según explicaron fuentes de la investigación. Su cadáver fue encontrado junto al vehículo, por lo que parece que la mujer logró salir del mismo tras los disparos.

Una de las hipótesis que ha cobrado más peso es algún tipo de venganza por motivación económica. Se trata de una familia adinerada, con varios negocios y empresas, ligada a la alta sociedad alicantina y muy conocida en la provincia, pero la Policía Nacional mantiene abiertas varias vías de investigación, que han comenzado con los interrogatorios a empleados y personas cercanas a la víctima.

La viuda de Vicente Sala era una de las mujeres más conocidas de Alicante. Vicente Sala y ella habían amasado una gran fortuna con SM Resinas SA, empresa del sector químico. También con los coches, como propietarios de los concesionarios Porsche, Volvo y Honda de Alicante, este último se reconvirtió en Novocar, establecimiento multimarca de venta de vehículos de VO donde se perpetró el crimen, uno de los negocios de automoción que jalonan la carretera de Ocaña, en la capital alicantina.

Una de las incógnitas es por qué nadie oyó nada. Ni empleados del concesionario ni trabajadores de otras empresas de la zona escucharon las dos detonaciones que acabaron con la vida de María del Carmen.

Dos hipótesis explicarían esto. Por una parte de confirmarse que fue obra de un sicario, es muy posible que al tratarse de un profesional empleara un silenciador. La otra es que el ruido del polígono industrial, muy transitado, amortiguó el sonido de los tiros.

Del mismo modo, tampoco ha aparecido el arma homicida. Agentes de la Policía Nacional acudieron a la zona para fotografiar el entorno del lugar del crimen, inspeccionar la zona y registrar varios contenedores, sin que se localizara nada relevante.

Igualmente, los investigadores están revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad, tanto del concesionario como de otros negocios de la zona, para tratar de localizar al autor o autores del crimen.

El establecimiento donde se registró el suceso está plagado de carteles que advierten de que el complejo cuenta con un sistema de videovigilancia, aunque en el exterior, en la zona donde está el lavadero, no se aprecia a simple vista ningún dispositivo, según relata El Mundo.

La familia Sala es una de las más preeminentes en la alta sociedad alicantina y regenta varios negocios. Vicente Sala Belló, natural de Novelda, donde nació en 1939, comenzó su trayectoria empresarial en el sector químico, con una industria dedicada a las resinas, y desarrolló también una importante actividad en la automoción y el negocio inmobiliario. En 1998 alcanzó la presidencia del consejo de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo, cargo que ocupó hasta 2009, al cumplir los 70 años.

Tras la autopsia a María del Carmen, practicada en la mañana del día 10 en el Instituto de Medicina Legal de Alicante, a escasos 30 metros de donde se produjo el crimen, el féretro fue trasladado al tanatorio Santa Faz, en San Juan de Alicante, para su velatorio, y el funeral tuvo lugar este domingo 11.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña