Concesionarios | Anfac solicita una fiscalidad del automóvil que reunifique impuestos

La patronal pide un sistema impositivo que tenga en cuenta las emisiones contaminantes y el poder adquisitivo de los españoles.

Armero afirma que los fabricantes tienen que seguir mejorando la eficiencia de sus vehículos
Armero afirma que los fabricantes tienen que seguir mejorando la eficiencia de sus vehículos

Una fiscalidad para el automóvil que reunifique los impuestos y que gire en torno al dióxido de carbono (CO2), el óxido de nitrógeno (NOx) y esté vinculada al poder adquisitivo de los españoles. Esta ha sido la petición del vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, en su comparecencia en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático en el Congreso de los Diputados.

Así, Armero ha señalado que la transición hacia la nueva movilidad requiere un cambio total de la fiscalidad del automóvil. Una petición que también llega desde Bruselas y ciudades que quieren una fiscalidad que tenga en cuenta la calidad del aire.

Además, subrayó que "no podemos seguir con una superposición de impuestos cuando se compra un coche: pagas el IVA y el Impuesto de Matriculación".

El vicepresidente ejecutivo de Anfac hizo alusión al plan británico de ayuda a la movilidad alternativa, que cuenta con 1.100 millones de euros de presupuesto para estimular el mercado de vehículos alternativos y las infraestructuras destinadas a la recarga.

"Un plan así es lo que hace falta para España", explicó, al tiempo que resaltó en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático que España tiene que seguir trabajando por un futuro con vehículos de cero y bajas emisiones.

Por otro lado, el representante de la patronal destacó la importancia de una transición hacia la movilidad sostenible de forma rentable en lo que se refiere a empleos, fábricas, así como desde el punto de vista medioambiental. No obstante, señaló que esta acción debe estar influenciada por las políticas industriales y legislativas, y que no se puede dejar solo al "alineamiento de los mercados".

Asimismo, Armero afirmó que los fabricantes tienen que seguir mejorando la eficiencia de sus vehículos, para lo que están haciendo "grandes inversiones". Así, explicó que un coche de diez años emite el 98% más de partículas que uno actual y el 10% más de CO2. A esto hay que sumar que las plantas de producción en España han reducido el consumo energético el 12% en la última década.

"Pocas industrias han logrado este recorte; fabricando más hemos reducido el consumo energético. Las emisiones de CO2 han caído el 24%. Es decir, los coches son más eficientes y las fábricas que los producen también lo son", indica.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña