Concesionarios | Alertan del ‘sobrestock’ en los concesionarios por las automatriculaciones

Ancove critica que en los dos últimos meses de 2016 hicieron grandes esfuerzos para cumplir con objetivos de ventas “alejados de la demanda real”.

Los concesionarios prevén alcanzar este año 1,21 millones de matriculaciones. Los concesionarios prevén alcanzar este año 1,21 millones de matriculaciones.
Los concesionarios prevén alcanzar este año 1,21 millones de matriculaciones.

Los concesionarios españoles han iniciado el presente ejercicio con un stock en los concesionarios que, según la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove), tienen que dar salida en los próximos meses.

Dicha situación viene generada, indican los comerciantes, por las automatriculaciones que se han llevado a cabo en 2016 con el fin de alcanzar los objetivos estipulados por las marcas a los establecimientos.

Asimismo, la organización indica que a la fuerte competencia del mercado, motivada por las agresivas políticas de descuentos, hay que añadir las pequeñas diferencias de cuota de mercado que hay entre las principales firmas generalistas.

Por ello, explica Ancove, en los últimos meses ha habido una lucha por posicionarse en primer lugar en cuestión de ventas y se ha utilizado la automatriculación para acercarse a las metas impuestas por las marcas que, según los empresarios, se alejan de la demanda real.

Además, la falta de un plan de achatarramiento en la segunda mitad del año y la inestabilidad política son otros de los argumentos esgrimidos por la asociación, que prevé alcanzar este año 1,21 millones de matriculaciones de turismos y todoterrenos, es decir, el 5% más que en 2016.

La puesta en marcha del mencionado programa a cambio de la compra de coches nuevos puede ser uno de los alicientes para rejuvenecer el parque automovilístico español según Ancove.

Por otro lado, el presidente de la organización, Elías Iglesias, asegura que los concesionarios no podrán resistir un año como 2016 por el incremento de los stocks. "El Gobierno debe mandar un mensaje de confianza a los consumidores con un plan de achatarramiento, que, a diferencia de las ediciones del PIVE, debe tener un componente medioambiental y de seguridad vial muy claro”, subraya Iglesias.

El programa, en opinión de Ancove, debería incluir ayudas a la compra de coches usados de menos de cinco años y más incentivos a la retirada de los coches de más de quince años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña