Concesionarios | ¿Afectará la crisis de Volkswagen a los talleres oficiales del grupo?

Podrían verse salpicados por el escándalo del software que trucaba los datos de las pruebas de emisiones contaminantes.

¿Afectará la crisis de VW a los talleres oficiales del grupo? ¿Afectará la crisis de VW a los talleres oficiales del grupo?
¿Afectará la crisis de VW a los talleres oficiales del grupo?

Los servicios oficiales de las marcas del Grupo Volkswagen podrían verse salpicados por el escándalo del software que trucaba los datos de las pruebas de emisiones contaminantes.

Aún están por ver las dimensiones del escándalo, cómo afectará a las cuentas de la compañía y a su cotización en Bolsa, a las ventas de los concesionarios de la marca... pero sobre todo a los usuarios. Tras caer un tercio de su valor en el mercado bursátil (más de 25.000 millones de euros en sólo dos sesiones), Volkswagen ha anunciado que llamará a todos los conductores con un coche 'trucado'.

La compañía ha reconocido que hasta 11 millones de coches pueden estar afectados y existe una probabilidad real de que algunos sean españoles, ya que menos de 500.000 del total son los afectados en Estados Unidos. Tampoco está claro que los motores tipo EA189 no fueron montados exclusivamente en vehículo de la marca -Seat instaló más de medio millón de esos propulsores en sus vehículos desde 2009-.

Por este motivo, la OCU ha lanzado una serie de advertencias a los propietarios de vehículos que puedan verse afectados: "Si te llaman, te van a pedir perdón, pero con eso no basta", advierte la organización de consumidores.

"Si van a quedarse con tu coche más de unas pocas horas, exige un coche de sustitución o transporte alternativo". Además, la OCU apunta que "en ningún momento pueden cobrarte un solo euro, ni pueden reducir la potencia de tu coche". También señala que los clientes damnificados deben exigir en el servicio oficial "un documento desglosado en el que figuren las actuaciones realizadas".

¿Dónde está la raiz del escándalo? En un software que detecta si un coche está siendo sometido a una prueba de gases contaminantes (analizando la posición del volante, la velocidad y la actividad del motor), y que reacciona haciendo funcionar el motor de otra forma, para adulterar el resultado y parecer menos contaminante de lo que es.

"La hemos cagado por completo. Hemos sido deshonestos con todos ustedes. Pagaremos lo que tengamos que pagar". Muy pocas veces se oye a un directivo de una multinacional pronunciar palabras como estas. Las dijo Michael Horn, consejero delegado de VW en EE.UU., al destaparse el que es ya uno de los mayores fraudes recientes en la industria de automoción, y todo debido a un software escondido en el cerebro electrónico del vehículo.

El escándalo, que en internet ya se conoce como #dieselgate, se hace más y más grande a cada hora que pasa. La acusación inicial la realizó la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense (EPA, en sus siglas en inglés), encargada de probar y homologar las emisiones contaminantes de los vehículos que salen a la venta en el mercado norteamericano.

La EPA acusó a Volkswagen de utilizar un "dispositivo de engaño" para evadir la regulación sobre emisiones. "Esto es ilegal y una amenaza para la salud pública. Esperábamos más de Volkswagen", dijo en un comunicado.

¿A cuántos vehículos afecta realmente este engaño? ¿Es Volkswagen la única marca implicada? La sombra de la duda se ha cernido sobre la industria automovilística, que en Europa ha reaccionado a través de la patronal europea de fabricantes (ACEA, por sus siglas en inglés) que ha calificado de "grave la situación" y ha asegurado que "no hay evidencia alguna que demuestre que el problema de Volkswagen sea de toda la industria".

Lo que es seguro es que estamos al principio de un gran escándalo con multitud de ramificaciones y que sólo el tiempo irá descubriendo sus consecuencias. De momento, los concesionarios de las marcas del Grupo Volkswagen sólo pueden esperar al resultado de la investigación interna que llevará a cabo la multinacional y de sus posibles efectos para sus talleres oficiales.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña