Chapa y pintura | Cómo reparar una luna laminada de un vehículo

Centro Zaragoza muestra en un vídeo los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo este proceso.

Cómo reparar una luna laminada de un vehículo Cómo reparar una luna laminada de un vehículo
Cómo reparar una luna laminada de un vehículo

La rotura de las lunas del coche por el impacto de pequeñas piedras u objetos durante la conducción suele ser bastante habitual. Pero, ¿cómo se debe reparar una luna laminada que se encuentra dañada por alguno de los mencionados motivos?

Centro Zaragoza explica en un vídeo los detalles que deben tener en cuenta los técnicos antes de repararlo, opción recomendable frente a la sustitución, tanto por el tiempo que conlleva como por el coste económico.

Así, el paso previo que hay que dar es el análisis de la reparabilidad del daño sufrido, teniendo en cuenta su localización en la superficie de la luna, así como el tamaño o la forma que presenta.

Si el golpe está en la zona de visión directa del conductor, los profesionales deben optar por la sustitución. Asimismo, en el caso de que la lámina intermedia de plástico de la luna se encuentre afectada o que el diámetro del inyector no cubra por completo el orificio del impacto y no pueda realizar su función de vacío y presión, habrá que evitar la sustitución.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña