Chapa y pintura | El 60% de las reparaciones por siniestro cuesta menos de 600 euros

Los conductores tienden a concentrar el máximo de reparaciones posible en una única visita al taller Los conductores tienden a concentrar el máximo de reparaciones posible en una única visita al taller
Los conductores tienden a concentrar el máximo de reparaciones posible en una única visita al taller

El cambio hacia pólizas de seguros con franquicia lleva al conductor a rentabilizar al máximo sus visitas al taller. Esta es una del las principales conclusiones de un estudio realizado por la empresa Audatex a partir del análisis de más de cuatro millones de valoraciones efectuadas por talleres. Las de mayor coste ganan terreno, aunque el 58,7% de ellas salen por un precio inferior a los 600 euros.

Así, Audatex indica que el volumen de reparaciones por siniestro por debajo de los 600 euros se redujo en un 1,8%, mientras que las superiores a este importe aumentaron un 8,7%. Actualmente, el 21% de las que se realizan tienen un coste entre 600 y 1.200 euros y cerca del 15% alcanzan los 3.000 euros, con un incremento del 6,4% y 12%, respectivamente, en comparación con 2009.

Esta tendencia puede responder al aumento de la contratación de seguros a todo riesgo con franquicia, que obliga al usuario a pagar entre 100 y 300 euros cada vez que acude al taller, independientemente del daño ocasionado. Esto le lleva a concentrar varias reparaciones en una sola visita para rentabilizarla al máximo.

En los intervalos de precio más caros -por encima de los 3.000 euros- apenas se sitúa el 6% de las reparaciones por siniestro. Así, sólo el 3,6% de las intervenciones realizadas en automóviles durante este año rondaron los 6.000 euros, porcentaje que baja hasta el 1,6% en el caso de las de 15.000 euros. Eso sí, Audatex llama la atención sobre el fuerte incremento experimentado por ambas, del 9,2% y 7,2%, respectivamente.

Según Audatex, este incremento de las reparaciones más caras responde, en parte, al mayor componente tecnológico que incorporan los últimos modelos y que ha encarecido necesariamente su mantenimiento y mano de obra. Una tendencia que seguirá en los próximos años según el vehículo gane equipamiento tecnológico y exija, por tanto, una mano de obra más cualificada

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña