Chapa y pintura | Cómo preparar una correcta mezcla de pintura al agua

Es importante protegerse con guantes, gafas y mascarilla porque los disolventes y pinturas pueden provocar lesiones.

Cada fabricante tiene sus instrucciones de uso que se deben seguir para obtener la mezcla idónea
Cada fabricante tiene sus instrucciones de uso que se deben seguir para obtener la mezcla idónea

Antes de comenzar un proceso de pintado de un vehículo es necesario, además de tener unas cabinas bien acondicionadas y unas herramientas adecuadas, realizar un correcto mezclado de pintura. Para ello, en primer lugar, debe llevarse a cabo en una zona apartada de la zona de pintura y almacenamiento, de forma que no se contaminen los productos y respetando las normas de seguridad.

Así lo explica el post que ha publicado Loctite en su blog, donde añade la importancia de que los recipientes utilizados estén limpios de pintura u otras partículas, y que incorporen medidores para efectuar bien la mezcla. En el caso de que se quiera respetar el color original, además debe consultarse el código de colores de la pintura del coche.

El artículo subraya que no hay que olvidarse de que el profesional debe protegerse de manera adecuada ya que estos disolventes y pinturas pueden provocar problemas en la piel, ojos y vías respiratorias. Por este motivo, deben usarse guantes, gafas y mascarilla.

Asimismo, los profesionales de Loctite recuerdan que antes las pinturas incluían el catalizador y podían ser en base a disolvente. Pero la actual normativa prohíbe el uso de este tipo de productos (salvo en determinados vehículos industriales), por lo que siempre se emplea la pintura con base al agua. Solo en caso de que sea necesario, se añade después un diluyente y un acelerante de secado (sobre todo en épocas de frío).

El post indica que al preparar este tipo de pintura es preferible usar vasos de mezcla de plástico, ya que los metálicos se oxidan al contacto con el agua.

Es importante también consultar las instrucciones del fabricante de pintura, donde se indican las proporciones de pintura, acelerante o activador, y diluyente que hay que emplear. Así, si la leyenda indica 3:1:10%, quiere decir que hay que usar tres partes de pintura, por una de acelerante de secado y el 10% de diluyente.

Teniendo en cuenta estas referencias, primero se vierte la pintura en el recipiente más grande y se añade una tercera parte de acelerante en otro recipiente de mezcla; seguidamente, se vierte encima de la pintura, removiendo con un utensilio limpio hasta que la mezcla quede bien homogénea.

Después se mide la cantidad de mezcla resultante. En un recipiente aparte se pone el 10% de diluyente, el cual se utiliza para que la pintura al agua tenga la viscosidad correcta para aplicarla, y se vierte en la mezcla, volviendo a remover.

Finalmente, Loctite recuerda que este proceso indicado es genérico y que cada fabricante tiene sus propias instrucciones de uso que debe seguirse para conseguir la mezcla idónea.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña