Chapa y pintura | Uno de cada cinco parabrisas necesita reparación posterior

La compañía Nissan afirma que más del 40% de estas averías requieren experiencia con la calibración de cámaras y sensores.

La zona acristalada total del vehículo medio ha aumentado más del 15%
La zona acristalada total del vehículo medio ha aumentado más del 15%

Actualmente los vehículos incorporan diferentes sistemas de ayuda a la conducción. Entre ellos se encuentran los que están integrados en el cristal delantero del coche, los cuales exigen una reparación y calibración del parabrisas realizadas “de manera precisa y correcta”, ya que uno de cada cinco cristales que examinan los expertos de Nissan requiere tareas correctivas posteriores.

No obstante, la firma japonesa asegura que esta cifra es probable que aumente a medida que crezcan las tecnologías de ayuda al conductor integradas en el parabrisas, dado que estos elementos han pasado a ser “cada vez más importantes” para el diseño y la seguridad de los vehículos y muchos de estos sistemas funcionan mediante cámaras y sensores instalados en las zonas acristaladas.

Las principales causas de reparación son las fijaciones mal realizadas o una calibración imprecisa de la tecnología de seguridad instalada detrás del cristal. Así, más del 40% de las sustituciones o reparaciones del parabrisas requieren experiencia técnica relacionada con la calibración de cámaras y sensores, apuntan desde la marca.

Según Nissan la zona acristalada total del vehículo medio ha aumentado más del 15% desde el año 2000, aunque el grosor del mismo ha disminuido a menos de cuatro milímetros en algunos casos, con el objetivo de reducir el peso total y limitar así las emisiones de CO2.

Así, por ejemplo, la tecnología ProPILOT de la marca funciona gracias a cámaras y sensores situados en el parabrisas y se incorporará en la primavera de 2018 al nuevo Nissan Leaf y al crossover Qashqai.

El vicepresidente de posventa de Nissan Europa, Jean-Christophe Mercier, ha subrayado que “el cristal que se usa en los vehículos actuales tiene una función muy importante, ya que resulta vital para el funcionamiento seguro de los sistemas inteligentes de ayuda al conductor”.

En su opinión, “eso significa que las reparaciones también son más complejas” y ha añadido que es “siempre es preferible reparar (el parabrisas) que sustituirlo, cuando sea posible”.

Por otro lado, el fabricante recuerda que el estado del parabrisas está incluido en todas las revisiones obligatorias anuales de seguridad en los mercados europeos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña