Chapa y pintura | Los nuevos materiales para carrocería facilitan el arreglo en lugar de la sustitución

Cesvimap ha organizado unas jornadas en las que se ha realzado los nuevos productos que se emplean en carrocería y pintura.

Cesvimap afirma que para rentabilizar procesos hay que invertir en formación. Cesvimap afirma que para rentabilizar procesos hay que invertir en formación.
Cesvimap afirma que para rentabilizar procesos hay que invertir en formación.

En los últimos años, las nuevas tecnologías y materiales están permitiendo a los técnicos del sector mejorar los resultados obtenidos a la hora de hacer una reparación en los vehículos.

Así lo han destacado los ponentes que acudieron al XVII Ciclo de Conferencias de la Cátedra Cesvimap de la UCAV (Universidad Católica de Ávila), donde subrayaron la importante evolución que ha experimentado la carrocería de los coches gracias a aceros con alto índice de elasticidad, aluminio, plásticos o fibra de carbono que mejoran tanto el diseño del automóvil como la seguridad para los usuarios y que permiten arreglar las piezas en lugar de sustituirlas.

Los ponentes Juan Montes, Federico Carrera y Pablo López, referentes del centro de Experimentación y Seguridad Vial Mapfre, hicieron hincapié en la repercusión que suponen estos nuevos materiales desde el punto de vista económico.

En el caso de los plásticos, apuntaron los conferenciantes, su reparación es medioambientalmente más beneficiosa, ya que reduce la generación de residuos y los costes se ven aliviados. Por su lado, la fibra de carbono conlleva un ahorro global en las reparaciones que oscila entre el 93 y el 96%.

Los expertos explican que a medida que la resistencia del acero aumenta, disminuye su reparabilidad. Así, por ejemplo, señalan que aceros como el boro no se pueden reparar ni estirar en la bancada, sino que la pieza afectada hay que sustituirla.

En cambio, añaden, si la carrocería es de aluminio, no se puede estirar en la bancada y las piezas de fundición y los perfiles extruidos tampoco se pueden reparar. Además, el taller debe tener un área específica para aluminio, así como herramientas especiales.

Asimismo, durante estas jornadas se ha recordado que la pintura para vehículos también ha sufrido una importante evolución con productos que reducen el tiempo empleado en la reparación y eliminan pasos en este proceso.

Los conferenciantes añadieron que las tendencias estéticas de los fabricantes de automóviles tienen un reflejo directo en un aumento de costes en el repintado, por lo que los centros de reparación deben tener un mayor control de costes.

Con el fin de gestionar esta circunstancia, los profesionales recomiendan utilizar productos más eficientes: masillas de bajo peso específico, aparejos húmedo sobre húmedo, imprimaciones en spray, barnices elásticos, etc.

Además, subrayan la posibilidad de ahorrar en el coste energético que supone para el taller elementos de secado como cabinas o IR. Por este motivo, cualquier disminución en el tiempo empleado en este proceso, influirá en los gastos.

Para ayudar en este sentido, han surgido novedades como barnices que se secan a temperatura ambiente o en cabina mediante secado rápido.

Sin embargo, los ponentes tampoco olvidaron el hecho de que para rentabilizar estos procesos es necesario que los talleres inviertan en formación, herramientas y mantenimiento de equipos e instalaciones.

Por su parte, Vicente de las Heras, director de asistencia técnica Iberia de Bosch, incidió en la importancia de la formación en materia electromecánica en el panorama actual, donde las novedades tecnológicas se suceden con gran velocidad.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña