Chapa y pintura | La importancia de elegir el aparejo adecuado

La importancia de elegir el aparejo adecuado La importancia de elegir el aparejo adecuado
La importancia de elegir el aparejo adecuado

Los aparejos son muy versátiles, de manera que un mismo producto puede emplearse de distintas formas, simplemente variando la proporción de diluyente o la cantidad de manos aplicadas, empleando un endurecedor
rápido o lento, etc. Según la composición y las posibilidades de formulación, los aparejos se clasifican de la siguiente manera, en opinión de la experta Pilar Santos del Centro Zaragoza:

SEGÚN FORMA DE EMPLEO: aparejos lijables y húmedo sobre húmedo.

Lijable: una vez seco, se lija. La pintura de acabado se extiende bien y el brillo conseguido es máximo.

Húmedo sobre húmedo: se indica con las siglas H/H o W/W. Consiste en aplicar el aparejo sólo como capa aislante entre las masillas e imprimaciones y las pinturas de acabado, sin buscar la nivelación superficial.

SEGÚN COLORACIÓN: aparejos convencionales, tintables y coloreados.

Convencional: de colores neutros, grises, beiges.

Tintable o entonable: al que se le añade una proporción de pintura (básicos monocapa) con pigmentos cubrientes del mismo color que la pintura  de acabado para conseguir un mejor fondo sobre el que trabajar.

SEGÚN FUNCIÓN: imprimación-aparejo, sellador,  base agua y otros.

Imprimación-aparejo: combina las características de las imprimaciones (anclaje y protección anticorrosiva) con las de los aparejos (poder de relleno y acondicionamiento superficial), si bien su poder de relleno es inferior al de los aparejos de alto espesor.

Sellador o aislante: aparejos transparentes (se pueden tintar) que, además de anclar sobre la superficie base, constituyen un aislante entre las pinturas sobre las que se aplica y las que posteriormente lo cubrirán, evitando reacciones de rechazo, de forma que permiten el repintado sobre fondos dudosos.

APLICACIÓN Y LIJADO. Los aparejos se aplican sobre el panel o pieza completa (para piezas nuevas o deformaciones de gran extensión) o sobre una zona restringida de la pieza (cubriendo directamente una pequeña deformación o sobre la masilla de poliéster). En el caso de aparejo sobre acero, se recomienda aplicar antes una imprimación anticorrosiva tipo epoxi o fosfatante para aumentar la durabilidad, adherencia y protección frente a la oxidación. Con aluminio, esta imprimación es imprescindible para garantizar la adherencia de algunos aparejos.

La información completa de éste y otros artículos se encuentra en el Manual del Taller de Carrocería 2012 (nº 33) que ya está disponible (tel.: 91 360 31 73 / e-mail: administracion@infocap.es). También puedes leerlo pinchando aquí.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña