Chapa y pintura | Cómo identificar el plástico de la carrocería para su reparación

Según el comportamiento de las piezas frente a altas temperaturas, se clasifican en termoplásticos, termoestables y elastómeros.

La composición de las piezas de plásticos es útil para su posterior reciclaje. La composición de las piezas de plásticos es útil para su posterior reciclaje.
La composición de las piezas de plásticos es útil para su posterior reciclaje.

En la actualidad, el uso de plásticos en la carrocería del automóvil es cada vez más habitual debido a las ventajas que ofrecen, como su menor peso o la inexistencia de problemas de corrosión.

El hecho de que haya piezas de este tipo de material que tengan un alto índice de siniestralidad, como es el caso de paragolpes, hace que los talleres tengan que conocer sus características y los procesos utilizados para repararlos.

Por este motivo, Centro Zaragoza explica en este vídeo que el primer paso es identificar el tipo de plástico, lo cual definirá el proceso a seguir. Según el comportamiento que tenga cuando se somete a altas temperaturas, se clasifican en termoplásticos, termoestables y elastómeros.

En la carrocería de los vehículos, la mayoría de piezas de este material son termoplásticas, las cuales se reblandecen cuando se calientan y pueden repararse por soldadura.

En cuanto a los termoestables y elastómeros, estos son más duros y quebradizos, y se descomponen y carbonizan cuando se calientan en exceso, motivo por el cual deben repararse con adhesivos.

Con estos últimos, no es necesario identificar exactamente su composición cuando se arreglan. Solo si se dispone de diferentes adhesivos, con el fin de escoger el más adecuado dependiendo de si el plástico es duro o flexible.

En cambio, cuando se reparan los termoplásticos por soldadura sí es necesaria esta identificación, ya que dirá cuál es el material de la varilla de aportación, que tiene que ser el mismo que el de la pieza, y la temperatura de soldadura.

Asimismo, Centro Zaragoza recuerda que las piezas de plástico están identificadas con una especie de matrícula que especifica su composición (el tipo de material y la carga de refuerzo).

En el caso de que esta no se encuentre visible, la pirólisis es un buen sistema que puede ayudar a deducir las características de la pieza al observar la llama y compararla con los datos de una tabla informativa.

Por último, Centro Zaragoza recuerda que la información sobre la composición de las piezas de plásticos no solo es útil en los proceso de reparación, sino también para su posterior reciclaje. Casi el 100% de las piezas de plástico del mundo del automóvil son termoplásticas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña