Chapa y pintura | Por qué no escoger pintura mate para el coche

Pese a estar cada vez más de moda, los profesionales subrayan el delicado cuidado que se le debe dar.

Por qué no escoger pintura mate para el coche Por qué no escoger pintura mate para el coche
Por qué no escoger pintura mate para el coche

La pintura mate es una de esas características de los vehículos deportivos que llaman poderosamente la atención a los usuarios, los cuales se ven tentados a repintar sus coches con este tipo de productos.

Sin embargo, pese a ser una tendencia muy moda en la automoción, los profesionales del sector deben advertir a sus clientes que esta opción, que cada vez más fabricantes ofrecen en sus nuevos modelos como sinónimo de exclusividad, tiene sus inconvenientes, tal y como señala en un artículo en su blog CertifiedFirst.

El primero, y que probablemente más peso tenga, es el precio. La pintura mate es bastante cara, motivo por el que se convierte en un reclamo de exclusividad para ciertos modelos y, por lo tanto, no es adecuada para todos los bolsillos.

Además, explica el post, es una pintura poco sufrida. Cualquier pequeño golpe o arañazo se nota mucho. Y lo mismo ocurre con las agresiones externas, como los insectos o las resinas de los árboles. Ni siquiera un pulido le puede devolver su belleza inicial, por lo que la única solución es el repintado.

Por todo ello, esta pintura requiere un cuidado frecuente y rápido, así como productos de limpieza específicos que también son más caros.

Asimismo, con el paso del tiempo, es habitual que aparezcan zonas en la carrocería con diferente intensidad de color y poco se puede hacer para evitarlo.

El artículo recuerda que el uso de los túneles de lavado o los lavados con cepillos es mejor evitarlos. Lo más adecuado es emplear tiempo y dedicación en dejar la carrocería impoluta con métodos clásicos a mano y nunca hacerlo al sol.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña