Chapa y pintura | Por qué elegir un cristal laminado para el vehículo

Carglass señala la "seguridad" y la "protección del sol" como algunas de las ventajas de los llamados "cristales tintados".

Por qué elegir un cristal laminado para el vehículo Por qué elegir un cristal laminado para el vehículo
Por qué elegir un cristal laminado para el vehículo

Oscurecer las lunas de los vehículos implica "laminarlos" y no "tintarlos", como se dice comúnmente, puesto que "todos los cristales de los automóviles ya están tintados de serie", según explica Carglass.

Asimismo, la marca resalta que, por ley, solo se pueden laminar las lunas traseras del vehículo, además de la necesidad de estar homologadas, con sello y garantía de calidad, para su validación en las revisiones de ITV.

Entre las ventajas de este tipo de lunas, la enseña indica las siguientes:
— "Conducción segura y confortable". Oscurecer las lunas ayuda a evitar deslumbramientos provocados por otros vehículos.
— "Mayor intimidad y seguridad". Los cristales laminados dificultan saber qué hay dentro del vehículo, por lo que es una manera de prevenir el posible interés de los ladrones.
— "Protección del sol". Las lunas laminadas protegen de los rayos del sol y, por tanto, de posibles deslumbramientos. Además, también protegen al coche del calor del verano, lo cual favorece que se alargue el buen estado de la tapicería y que la temperatura en el interior disminuya.

Finalmente, desde Carglass aseguran que el proceso de instalación es "muy rápido", con un tiempo medio "de 2 a 3 horas, en función del tipo de vehículo".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña