Chapa y pintura | Cómo elegir un buen adhesivo para el pegado de lunas

Loctite recuerda que este material absorbe las vibraciones e impactos sin apenas sufrir tensiones para volver a su posición original.

Cómo elegir un buen adhesivo para el pegado de lunas Cómo elegir un buen adhesivo para el pegado de lunas
Cómo elegir un buen adhesivo para el pegado de lunas

Atrás quedaron los tiempos en los que el cambio de lunas era un duro trabajo que exigía el uso de fijadores mecánicos y junquillos de goma. Estos han sido sustituidos por materiales más resistentes y fáciles de trabajar: los adhesivos para el pegado de lunas.

Loctite dedica una entrada en su blog a este material y repasa cómo elegir un buen adhesivo. Explica que el que mejores características mecánicas ofrece es el poliuretano y diferencia los dos tipos que se pueden encontrar en el mercado: monocomponentes y biocomponentes.

A la hora de elegir un buen adhesivo para el pegado de lunas, Loctite recomienda fijarse en tres aspectos: dureza, resistencia y elasticidad. Y siempre prestar especial atención al módulo de elasticidad que ofrece el adhesivo. Por tal se entiende la relación entre el esfuerzo al que se somete al material y su deformación unitaria. Ahora bien, cuánto mayor sea el módulo elástico, más seguro resultará pero, al mismo tiempo, se reducirá la resistencia ante impactos y vibraciones. Por contra, un módulo bajo puede producir rotura cohesiva en la unión de la luna al marco.

Los mejores adhesivos tienen clasificación HMLC (en inglés, High Module Low Conductivity). Esto significa que son módulos elásticos altos y con baja conductividad. La baja conductividad de la electricidad es apropiada para los adhesivos ya que se evita interferencias en el funcionamiento de antenas, teléfonos móviles, GPS y otros tipos de dispositivos. 

Para certificar la calidad de los adhesivos en el mercado se les somete a pruebas de impacto real. En el caso de las lunas deben pasar varias pruebas de impacto frontal, lateral y de vuelco. También se comprueba su dureza en caso de estallido del airbag, ya que un mal sellado o instalación de la luna podría hacer que ésta saliera despedida y desplazara el airbag, que dejaría de realizar correctamente su función. Mientras que, en caso de vuelco si el parabrisas no aguanta, lo más probable es que el techo se hunda causando daños graves a los ocupantes del vehículo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña