Chapa y pintura | El 69% de los daños en los coches los paga íntegramente el seguro

Casi el 43% del total de desperfectos de carrocería en los vehículos se queda sin reparar, según Gipa.

Reparación en un taller de chapa y pintura Reparación en un taller de chapa y pintura
Reparación en un taller de chapa y pintura

Que la crisis ha afectado especialmente a los talleres de chapa y pintura no es nada nuevo. En la actualidad, el 69% de los daños que se reparan es abonado íntegramente por las aseguradoras, según datos de Gipa.

Esto supone una caída de 11 puntos porcentuales respecto a los datos facilitados por la propia consultora en 2013. Esto es debido a varios factores en los que la caída en el número de pólizas a todo riesgo en los últimos años ha tenido bastante que ver al igual que el auge de las primas con franquicia.

De los datos aportados por François Passaga en el IV Congreso de la red CertifiedFirst, llama la atención que el 42,8% de los daños en los coches se queda sin reparar. De ellos apenas, en el 1,2% de los casos, el conductor recibió algún tipo de compensación, ya fuera a través del seguro o directamente del conductor contrario.

Del 57,2% de los casos en que sí se reparó el desperfecto, casi en el 40%, la compañía de seguros corrió con todos los gastos de la reparación, frente al 13,8% que fue abonado íntegramente por el conductor. Mientras en el 4% de los casos, parte lo pagó el seguro y parte el usuario y sólo el 0,2% se reparó con el dinero que le había entregado el conductor contrario al cliente.

Dentro del 42,8% que no reparó los daños, tanto en el caso de los vehículos asegurados a terceros como los a todo riesgo (con o sin franquicia), el factor económico es importante especialmente en los primeros.

En ambos casos, la razón principal por la que no se subsanaron los daños fue porque eran "pequeños defectos" (el 42,6% en el caso del seguro obligatorio y el 55,6% para las primas a todos riesgo).

Sin embargo, el segundo motivo (‘No le viene bien ahora mismo gastar ese dinero’) representa el 31,6% en las pólizas a terceros frente al 11,6% en el caso de las primas a todo riesgo con franquicia.

También es llamativo que al 15,3% de los usuarios con coches a terceros con daños sin reparar les da igual tener golpes en la carrocería y por eso no ha llevado el coche al taller a repararlo. Un porcentaje que apenas supera el 5% en los clientes con coches a todo riesgo.

En este último caso, el 21,7% o está esperando a ver si tiene más daños para llevarlo a reparar o no ha tenido tiempo de dejarlo en el taller por los problemas de movilidad que le ocasiona. Este porcentaje, sin embargo, no llega ni el 7% en los coches con seguros a terceros.

De este 42,8% de coches cuyos daños se quedan sin reparar, apenas el 1% lleva los faros o pilotos rotos, mientras que casi tres de cada diez tienen defectos importantes en la carrocería, incluso en coches ‘jóvenes’. Lo más llamativo es que de éstos, uno de cada seis posee cobertura a todo riesgo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña