Chapa y pintura | En qué consiste el sistema de pintura tricapa

Esta opción ha pasado de estar reservada a los coches de lujo a ser una posibilidad para los clientes de buena parte de los fabricantes.

Hasta hace unos años el acabado tricapa solo se utilizaba en los coches de lujo. Sin embargo, en los últimos tiempos, esta opción ha bajado considerablemente su coste y buena parte de los fabricantes ha incluido en su catálogo estas posibilidades de colores para sus nuevos modelos.

Con el fin de saber algo más sobre este tipo de acabado, Cesvimap explica en un artículo que GT Motive publica en su blog, que, para seguir el orden correcto a la hora de aplicar cada una de las capas de este sistema, primero se debe empezar por el color de fondo, que otorga el tono genérico.

Para esta capa se utilizan básicos bicapa, sobre todo sólidos, aunque en algunos casos se usan junto con básicos metalizados o perlados.

A continuación, se da la capa de efecto, para cuya mezcla se emplea una buena cantidad de resina con pequeñas cantidades de básicos convencionales, metálicos, perlados y Xirallic, según el resultado que se quiera conseguir. Y, finalmente, se da el barniz, que le da el brillo, la resistencia y la protección.

Sin embargo, existen algunos acabados especiales, señala GT Motive, que son denominados, erróneamente, tricapa, aunque en realidad son bicapa, por ejemplo, una de capa de fondo (no de color) con aparejo en escala de grises o coloreable en versión húmedo sobre húmedo o lijable, la capa de efecto y el barniz. Este acabado bicapa se realiza en colores perlados con muy bajo poder de cubrición.

En esta misma línea, están las capas de colores metalizados, seguida de otra de barniz tintado, con lo que se resalta el efecto metal del color bicapa.

No obstante, en ambos casos, señala el post, el tiempo de pintado y el consumo de materiales son menores que los realizados con un sistema de pintado tricapa.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña