Chapa y pintura | Seis consejos de protección individual para el repintado

Standox ofrece una serie de recomendaciones para que los pintores se protejan de sustancia nocivas.

Standox recomienda protección ante los trabajos de repintado Standox recomienda protección ante los trabajos de repintado
Standox recomienda protección ante los trabajos de repintado

Utilizar los equipos de protección individual para cada trabajo de pintura es esencial para la seguridad de los pintores. Así lo considera Standox, que ofrece seis consejos a los pintores para que eviten daños por inhalación o contacto con sustancias nocivas que pueden entrar en el cuerpo al acometer un trabajo de repintado de vehículos.

En primer lugar, la enseña recomienda a los reparadores que sean conscientes de que están usando productos químicos que no deberían entrar en contacto con el cuerpo, cuyos riesgos muchos profesionales subestiman con frecuencia.

El segundo consejo consiste en utilizar siempre el equipo completo recomendado. Los monos, guantes, protección respiratoria, gafas y botas de seguridad protegen contra partículas, gases y vapores orgánicos durante las fases de preparación y de acabado, tanto cuando se mezcla como cuando se pinta. Asimismo, es necesario proteger los oídos cuando se emplean máquinas neumáticas o eléctricas.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que la protección empieza fuera de la cabina de pintura, ya que los pintores deben protegerse incluso durante la fase de preparación. De hecho, es especialmente importante utilizar el equipo respiratorio adecuado al lijar para detener la inhalación de partículas microscópicas de polvo, y se recomienda también al mezclar la pintura.

En este sentido, la protección respiratoria es tan importante para los pintores que Standox recomienda que las máscaras estén adecuadas en todo momento y se ajusten a las recomendaciones para cada producto. También señala el uso de gafas de seguridad en función del tipo de trabajo.

Todo esto no sirve de gran cosa si el equipo de protección no se encuentra en perfectas condiciones, algo que los pintores deben comprobar en todo momento. Asimismo, deben tener cuidado al guardarlo, ya que las máscaras deben almacenarse en lugares limpios, libres de polvo y protegidos de vapores de disolventes.

Por último, Standox recomienda a cada pintor convertirse en un ejemplo para sus compañeros, con el fin de evitar negligencias de otro que pueden comprometer incluso la seguridad propia.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña