Chapa y pintura | Cómo conseguir un óptimo acabado mate

Los fabricantes ofrecen sistemas de pintado para obtener estos menores niveles de brillo con la combinación de dos barnices.

Los grados de brillo varían según el grosor de la película y la forma de aplicación. Los grados de brillo varían según el grosor de la película y la forma de aplicación.
Los grados de brillo varían según el grosor de la película y la forma de aplicación.

¿Brillante o mate? Las tendencias en los acabados de los coches están sufriendo una transición y cada día más firmas ofrecen coches con menores niveles de brillo pero más acordes con los gustos de los usuarios.

Para conseguir estos acabados mate, Cesvimap publica un artículo en el que aconseja a los profesionales de los talleres de chapa y pintura ciertas normas de aplicación y secado necesarias en estos procesos de pintado.

Una de las características que debe tener el barniz para obtener un aspecto matizado es que posea agentes sólidos, por ejemplo, talco, con el fin de crear una microrrugosidad superficial inferior a un micrómetro y conseguir un efecto opaco.

Hasta hace unos años, para conseguir estos acabados se añadía al color monocapa un aditivo mateante o se convertía el acabado monocapa en bicapa dando un barniz mate, lo que conllevaba más tiempo y materiales para la reparación.

Sin embargo, actualmente los fabricantes de pintura ofrecen nuevos sistemas de pintado que ayudan a conseguir estos acabados de forma rápida gracias a la combinación de dos barnices: uno completamente mate y otro semibrillante o satinado.

Para ello, las marcas de pintura ofrecen desde la aplicación de los dos barnices por separado hasta 5 o 6 mezclas diferentes entre los dos barnices para lograr el nivel de brillo deseado, especificados en cartas de colores en distintos tonos mate.

Con el fin de obtener un buen resultado, los expertos recomiendan extremar la limpieza, ya que no se pueden eliminar motas de polvo u otros defectos con el pulido porque podría variar el nivel de brillo.

Por otro lado, no es posible realizar trabajos de difuminado con integración parcial del barniz, porque se alterarían los espesores en la zona de integración. Con el fin de unificar los dos barnices, los técnicos recomiendan pulir y abrillantar, aunque esto alterará los niveles de brillo.

En cuanto a los difuminados de color en una misma pieza o en piezas adyacentes, hay que barnizar todas las piezas una vez estén pintadas y elegir un brillo acorde con la reparación. El artículo recuerda que el nivel de brillo puede ser mayor en los colores claros, metalizados puros y dorados o bronces claros.

Para que no haya diferencias de brillo de una mezcla en superficies horizontales o verticales, es conveniente realizar la aplicación de una probeta en la misma posición y color, y compararla con el área que se va a pintar.

Además, los grados de brillo varían según el grosor de la película y la forma de aplicación. De esta forma, una capa gruesa es más brillante que una fina y una capa seca es más mate que una húmeda. Por ello, lo adecuado son espesores de entre 45-55 micras.

Asimismo, es necesario dejar evaporar el barniz entre mano y mano, estando la superficie completamente mate antes de aplicar una nueva mano. La última capa también deberá evaporarse del todo antes de comenzar con el proceso de secado.

Los técnicos recuerdan que los sistemas de barnizado mate se pueden aplicar sobre piezas plásticas termoplásticas sin añadir a la mezcla el aditivo elastificante.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña