Chapa y pintura | Las 5 coberturas esenciales en el seguro de coche

Cobertura contra incendios y lunas, además de daños a terceros, entre las imprescindibles.

Las 5 coberturas esenciales en el seguro de coche Las 5 coberturas esenciales en el seguro de coche
Las 5 coberturas esenciales en el seguro de coche

Contratar el seguro del coche puede despertar dudas en los conductores en cuanto a qué coberturas les conviene contratar. Algunas de ellas afectan directamente al trabajo del taller y otras no tanto.

Por este motivo, Acierto.com ha elaborado un artículo en su web en el que explica a los usuarios las coberturas que considera imprescindibles.

En primer lugar, destaca la asistencia en viaje, que incluye la gran mayoría de seguros de coches a terceros básicos (junto con la responsabilidad civil obligatoria, que es la única cobertura obligatoria por ley).

En este caso, dependiendo de la compañía y de las opciones que ofrezca, prestará más o menos servicios (proporcionar un vehículo de transporte alternativo tras sufrir un accidente o una avería, remolque, asistencia en caso de falta de combustible, pinchazo, pérdida de llaves o batería descargada y vehículo de sustitución, entre otros).

Cuanto más caro, mejor y más nuevo sea un coche, mayores posibilidades existen de sufrir un robo. Por eso, el comparador de seguros recomienda contratar la cobertura contra robo. Con ello, se puede cubrir la sustracción del vehículo, pero también de los accesorios, ruedas o desperfectos provocados en la carrocería y en la tapicería.

Que el coche se incendie no es frecuente, pero puede ocurrir. Por eso, contratar la cobertura contra incendio es conveniente, ya que en caso de que pase y no haya un tercero culpable que asuma los costes, será el propietario el que tenga que hacerlo.

Acierto.com añade como cobertura esencial la que afecta a la reparación de lunas, parabrisas, ventanillas laterales y luna trasera. La gran mayoría de las compañías incluyen en este caso la mano de obra del taller y los daños del techo solar (si es un elemento de serie).

Por último, y pese a contratar todas las anteriores, no está de más, según el buscador, "contar con un seguro a todo riesgo (cobertura de daños propios)". Y es que en caso de tener un accidente y ser el culpable, recuerda, "solo la cobertura de daños propios haría frente a los gastos de la reparación".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña