Chapa y pintura | Cómo asesorar al cliente del taller en el cuidado de la pintura cromada

Conviene evitar los productos químicos no específicos y acudir al taller cuando aparecen manchas de óxido, rayones o goles.

Cómo asesorar al cliente del taller en el cuidado de la pintura cromada Cómo asesorar al cliente del taller en el cuidado de la pintura cromada
Cómo asesorar al cliente del taller en el cuidado de la pintura cromada

Los cromados proporcionan un toque elegante y con brillo a la apariencia de un vehículo. Precisamente, esa cualidad brillante hace que la pintura cromada sea especialmente sensible a la suciedad, por lo que para que se mantenga en buenas condiciones son necesarios algunos cuidados.

Por eso, CertifiedFirst ha publicado un artículo en su blog en el que explica cómo enseñar a los clientes del taller de chapa a preservar las partes cromadas de los coches.

Tal y como explica la red de talleres, el objetivo es impedir que se acumulen en las partes cromadas del coche polvo, grasa, huellas, insectos, etc; factores que disminuyen el brillo y deterioran, a la larga, el efecto estético de este acabado.

Para garantizar su buen estado, conviene limpiar las partes cromadas (tanto interiores como exteriores) una vez por semana, y será suficiente con utilizar un paño con agua y jabón.

Para eliminar suciedad superficial o reciente, basta con frotar suavemente la superficie cromada; y si está incrustada o es difícil de limpiar, se puede recurrir al vinagre diluido en agua.

CertifiedFirst recuerda que la pintura cromada requiere el uso de productos de limpieza específicos en los casos en los que hay óxido y desaconseja utilizar químicos domésticos, pues podrían dañar la superficie.

Asimismo, para conseguir un resultado espectacular hay que dedicar tiempo al secado, con un paño de microfibra.

Por último, el taller no debe olvidar aconsejar al usuario que, cuando aparezcan desperfectos, tales como marcas de óxido, goles o rayones, lo ideal es acudir al taller de chapa para que los profesionales devuelvan el aspecto reluciente de las partes cromadas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña