Chapa y pintura | Las aseguradoras pierden 780 millones al año por culpa del fraude

Un taller Un taller
Un taller

El número de intentos de fraude relacionado con el seguro del automóvil creció en 2010 un 30%. La culpa, de la crisis económica. Lo afirma Línea Directa Aseguradora, en un informe elaborado a partir del análisis de más de 23.000 casos fraudulentos detectados por esta compañía en los dos últimos años.

 

Al margen del impacto económico de estas prácticas, que Línea Directa evalúa en 780 millones de euros, las compañías de seguros no se recatan en declarar su preocupación por lo que denominan el fraude organizado que, en algunos casos “se perpetra en connivencia con determinados proveedores de las compañías, como talleres de reparación, peritos, médicos o abogados, además de bandas de estafadores”. Todos en el mismo saco.

 

Al ser mucho más frecuentes en los siniestros, el fraude se extiende sobre todo en los daños materiales (un 96,1% frente al 3,9% en el caso de los daños corporales). Según el estudio de Línea Directa, el engaño más generalizado en daño materiales es declarar dentro de un parte de accidentes daños ajenos al siniestro, práctica que alcanzó el 62,6% de los casos analizados.

 

Este peculiar barómetro sobre el fraude del seguro de automóviles en España señala también que Granada, Ciudad Real y Málaga son las provincias que registraron más casos de fraude, mientras que Ávila, La Rioja y Albacete son las más honestas. Los conductores españoles pagamos un 10% más en el seguro del coche por culpa de los que estafan a las compañías.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña