Chapa y pintura | Los accidentes leves de tráfico crecen por primera vez en siete años

El año pasado hubo 1,73 millones de golpes de chapa, casi el 1,3% más que en 2013, según la patronal de las aseguradoras.

Los accidentes leves de tráfico crecen por primera vez en siete años
Los accidentes leves de tráfico crecen por primera vez en siete años

En 2014, se produjeron 1,73 millones (1.734.997) de accidentes leves de tráfico en España, lo que supone un aumento de casi el 1,3% respecto a 2013, en el que se registraron 1.713.315. Se trata del primer incremento de estos siniestros desde 2007. Así lo aseguran los datos recogidos por Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras (Tirea), hechos públicos por la patonal de las aseguradoras, Unespa.

El incremento del número de partes presentados en 2014 se debe, principalmente, al mayor uso del vehículo. Este fenómeno es un síntoma de la aparente mejora de la situación económica y, también, del abaratamiento de los carburantes. Sin embargo, estos datos parecen chocar con los publicados recientemente por Audatex, según los cuales, la actividad de los talleres de carrocería (-3%) descendió más que la de los de mecánica (-2,8%). Una rápida explicación puede ser que hubo trabajo en los establecimientos pero se facturó menos por ellos.

Con todo, y a pesar de que el repunte de golpes entre vehículos es un hecho generalizado en el país, se perciben diferencias entre unas comunidades autónomas y otras. En el conjunto de España hubo 1.734.997 accidentes leves el pasado ejercicio. Esta magnitud se traduce en 3.710 siniestros por cada 100.000 habitantes. Cantabria (4.834), Baleares (4.617), Galicia (4.189), Canarias (4.143) y Andalucía (4.052) comunidades donde el uso del automóvil suele ser más intensivo, superaron esa ratio. De la misma forma, el incremento porcentual de los accidentes leves ha sido más marcado en casi todas estas regiones que en el conjunto del país.

En el extremo opuesto se encuentra Aragón, comunidad donde se produjeron menos golpes de chapa en términos proporcionales: apenas 2.700 siniestros por cada 100.000 habitantes. Es decir, una cuarta parte menos que los registrados de media en España. Los accidentes leves ocurridos en esta región descendieron el 1,06% respecto a 2013. Otros territorios donde se produce un descenso del número de colisiones respecto del año anterior son Castilla La Mancha (-2,13%), Asturias (-2,08%) y Extremadura (-2,03%).

De la misma forma que se perciben diferencias territoriales, el número de accidentes leves ocurridos en un ejercicio varía según la época del año e, incluso, en función del día de la semana. Así, agosto fue el mes en el que se produjeron menos golpes de chapa. En 2014, ocurrieron cerca de 124.000 accidentes en ese mes. En comparación, la media mensual para el conjunto del año es de unos 145.000 casos. En el lado opuesto se situó el mes de octubre en el que se registraron más de 156.000.

Si se atiende a los días de la semana, el viernes destaca por ser la jornada en que ocurre un mayor número de accidentes leves. De media, se presentan 5.700 partes por golpes sin víctimas personales. La razón es el incremento del tráfico rodado fruto del fin de la jornada laboral y la proximidad del fin de semana. Sin embargo, el día con más accidentes leves en 2014 fue un lunes, el 15 de diciembre, con 6.677 partes presentados. Por el contrario, las jornadas con menos colisiones sin víctimas fueron Navidad (1.925 partes) y Año Nuevo (1.965).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña