Chapa y pintura | Consejos de restauración sobre pintura termoplástica

Arañazos en la pintura de un vehículo clásico Arañazos en la pintura de un vehículo clásico
Arañazos en la pintura de un vehículo clásico

La pintura de los automóviles clásicos requiere unas exigencias especiales de restauración ya que es un fondo inestable que puede ser sensible a los disolventes o  las altas temperaturas.

Los vehículos clásicos presentan pintura termoplástica como original, un material que marcas como Bentley, Ferrari, Rolls Royce o Jaguar siguieron empleando hasta la década de los 80 por su intenso brillo.

Antes de empezar el proceso de repintado sobre un fondo termoplástico o antiguo el profesional debe comprobar el grosor de capa. Si es superior a 500 micras es necesario eliminar por completo la pintura para evitar que se descascarille.

En caso de que el grosor de capa es menor a 500 micras, el pintor debe averiguar si la pintura es sensible o no a los disolventes. Standox señala que si la pintura no reacciona al disolvente se puede repintar sin riesgo alguno. Si reacciona, se desprende o quedan marcas hay que eliminar la pintura de toda la carrocería, un proceso que encarece la factura.

Una solución ante la reacción de la pintura antigua al disolvente puede ser el aislamiento con un aparejo epoxi. Este método resulta menos agresivo aunque el profesional debe tener mucho cuidado para no lijar la capa de aparejo aislante.

En cualquier caso Standox recomienda el secado al aire en lugar del horneado que considera “la opción más segura”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña