Chapa y pintura | Citroën Airbump, adiós a las puertas abolladas o rozadas

Se trata de una protección flexible y resistente a abrasiones y salpicaduras.

Citroën C4 Cactus con Airbump Citroën C4 Cactus con Airbump
Citroën C4 Cactus con Airbump

Malas noticias para los reparadores de carrocería. Citroën ha dado un nuevo paso en la protección de las puertas de los vehículos con el desarrollo de Airbump, una solución de poliuretano termoplástico que instalará en su nuevo modelo C4 Cactus.

Esta protección es especialmente útil para evitar, por ejemplo, daños al golpear la puerta contra un bolardo, contra un carrito de supermercado o contra la propia puerta de otro vehículo, entre otros incidentes típicos de la conducción urbana.

Esta novedad ofrece, según Citroën, una elevada resistencia a la abrasión y a las salpicaduras de grasas o aceites, no emite ningún tipo de olor y posee una alta flexibilidad.

Además del poliuretano termoplástico, cuenta con fibra de vidrio en su composición, así como con el colorante necesario para darle uno de los cuatro tonos disponibles (negro, gris, duna y chocolate).

Cada uno de los Airbump instalados en las puertas del coche lleva burbujas de aire que funcionan de manera similar a las defensas cilíndricas que usan los yates para no golpear el pantalán al atracar. Además, disponen de otra pieza plástica interior que va anclada a la chapa, a la que se une con un procedimiento mecánico, sin adhesivos ni calor, mediante 16 anclajes plásticos.

Cada burbuja que protege el lateral tiene una profundidad de 20 mm y es totalmente estanca, de tal manera que, cuando recibe un impacto, los alveolos retienen el aire en su interior, resisten el golpe y se recupera el aspecto original de los Airbump. Si quieres, puedes ver cómo funciona en este vídeo (haz clic aquí) (en inglés).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña