Chapa y pintura | Consejos para pintar las llantas de un coche

Se recomienda cuidar las llantas por su cercanía a los frenos, que pueden recibir parte de la suciedad y el óxido acumulados en ellas.

Llanta.
Llanta.

Las llantas del coche son de los elementos más expuestos a las agresiones externas, cuyas consecuencias más claras son que la suciedad y el óxido tienden a acumularse en ellas.

De esta manera, por un lado, un trabajo de limpieza y pintura hará que desaparezca el aspecto deteriorado y que "parezcan nuevas" y, por otro, tal y como explican los expertos de Certified First en un artículo publicado en su blog, se recomienda cuidar las llantas adecuadamente debido a su cercanía a los frenos, que pueden recibir parte de la suciedad y el óxido acumulados en ellas.

Asimismo, recomiendan que la operación la efectúe un profesional, ya que es un proceso que requiere de mucha paciencia, materiales y un lugar adecuado, con el fin de que el resultado sea 100% satisfactorio.

En primer lugar, hay que limpiar y desengrasar toda la superficie de las llantas, para después lijarlas. Se debe tener en cuenta si las llantas son de acero o de aluminio, sobre todo en la fase de lijado (estas últimas son más delicadas).

A continuación, toca elegir la lija y la pintura adecuada y el proceso de aplicación de la pintura. El siguiente paso es el de desmontar la llanta, que para alguien no profesional resultará complicado, según afirman los técnicos de Certified First. Y es que si se pintan las llantas puestas y montadas en el coche hay que tener precaución, ya que "la pintura podría alcanzar a los frenos y eso sería muy peligroso".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña