Toni Ruiz Roman

| No es ético ir a buscar clientes a las puertas de otro taller | -

Con los tiempos que corren, el castigado sector y el interés por estar preparado y con la última tecnología existente para poder seguir en la línea que en estos últimos tiempos hemos tenido, es difícil pensar en sellos de calidad, formación, imagen y valor añadido que se le da a la reparación, que, al fin y al cabo, es nuestro objetivo.

Es una inversión que hay que sacar de nuestro trabajo de la reparación, cuando muchas veces el precio que en estos tiempos tenemos que poner a nuestros servicios no soporta el desarrollo de estos departamentos. Todo gracias a que nuestro taller vecino (y no tan ético como nosotros) está visitando a nuestros clientes ofertando sólo precio sin nada más, porque un cambio de aceite es un cambio de aceite y todavía hay gente que no le da más importancia que esa: un cambio de aceite.

En nuestra empresa estamos detectando con mayor frecuencia como nuestros "colegas de profesión" pasan día a día por delante de nuestras instalaciones viendo el trabajo que tenemos, si es mucho o poco, quizás sea para situarse en el mercado, pero bueno... eso creo que es interesante, pero últimamente estos "colegas" a la vez que pasan y ven el trabajo, también se fijan en nuestros clientes y no tienen más imaginación que ir a visitarlos para arrebatárnoslos, pero no ofreciendo mejor servicio o mejor trato o cualquier valor que diferencie su posible calidad frente a la de nuestro taller... No, sólo ofrecen el precio y sólo precio y que no se preocupe el cliente, que ellos también dan garantía. En fin...

Nuestros clientes llaman a nuestras instalaciones y nos lo cuentan. Nos dicen que por supuesto que quieren seguir trabajando con nosotros, porque están muy contentos con la CALIDAD del servicio recibido, pero que tengamos en cuenta el PRECIO porque, con los tiempos corren, el precio influye mucho, así que nos toca mejorar la oferta para que NUESTRO CLIENTE se siga sintiendo a gusto en nuestras instalaciones. Si hablamos de redes, nada vale: un Bosch Car Service se hace competencia a otro de su mismo grupo, en Eurotyre, igual, también los concesionarios marquistas... Pero esto no va en la marca o la red, sino que va en la persona.

Nos estamos haciendo un flaco favor en querer arrebatarle el cliente a nuestro vecino y colega. A veces yo me pongo en la puerta de nuestros talleres y veo pasar vehículos y quizás de 30 ó 40 que pasan, es posible que uno de estos sea cliente mío. Por lo tanto, hay un mercado en la calle que esta ahí y hay que ir a por él, pero NO DENTRO DE LAS INSTALACIONES DEL TALLER VECINO. Para ello, existen numerosas herramientas para currárselo, como el márketing online u offline... Mil maneras de atraer a clientes sin perder la ética profesional.

Sobre el autor

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña