Toni Ruiz Roman

| Formación de calidad y talleres mecánicos | -

Una parte importante para nuestros talleres es la formación. Además de salir con una buena base de un Instituto Profesional (FP) en nuestro sector un buen profesional tiene que apostar por una buena formación continua.

Hay varias maneras de formarse, aunque pueden ser mejor o peor dependiendo también de la calidad del formador. Enumeraré varios tipos de formación que he tenido de experiencia.

 

Cursos cortos o gratuitos

Suelen ser de un día o incluso una tarde. Se suele ir muy motivado pensando en aprender mucho en poco tiempo. También suele pasar que el profesor no profundiza en los temas, no se aporta valor, suelen ser cursos gratuitos o que los imparten agencias de desarrollo local, cámaras de comercio, asociaciones profesionales con profesores no preparados, y donde algún “profesor” busca una promoción personal, o de su empresa, pero no aporta valor al asistente. El buen profesional suele salir frustrado y el que no tenía noción de ese tema suele irse con una noción muy general.

Cursos de pago de más de 40 horas

El asistente acude muy implicado, más que nada por ser de pago y por la responsabilidad que tiene hacia la empresa que lo manda y el desembolso debe compensarse, a la vez la expectativa del curso suele ser muy alta.

En estos cursos, por la duración que tienen, se suelen hacer relaciones profesionales con otros colegas y de eso también se aprende. También los ponentes son buenos formadores y mezclan una buena formación con gran experiencia, a la vez también formación como formador.


Cursos de alta tecnología o masters

 

Suelen ser muy intensos y pueden llegar a durar varios días; se suelen hacer en capitales y muchas veces los técnicos están desplazados. Su coste es elevado, ya que hay gastos de desplazamiento y lo realizan los mejores técnicos de una empresa que a la vez mientras están en el curso no están facturando.

Para los gerentes o directores de empresa (talleres), suelen ser masters. Personalmente, ahora estoy haciendo uno de alta dirección que está siendo muy gratificante, excepcional, muy bueno.

Estos cursos conjugan unos alumnos muy motivados y con perspectivas de realizar trabajos sobre la materia que se aprende que suele ser innovadora y saben que son de los primeros en aprender esos temas.

También son un reto para los profesores; los alumnos tienen un buen nivel de conocimientos y de experiencia. Los profesores tienen un nivel académico alto y una experiencia profesional muy rica, lo que hace muchas veces que se salga del temario para tratar otros temas o casos que no corresponden. También se generan como unos clusters de profesionales que en los tiempos del café es como si se siguiera trabajando. También su coste es muy elevado tanto económicamente como en el tiempo empleado.

Más o menos yo diferenciaría estos tres tipos de cursos, aunque alguna vez también los encontramos mezclados.

Cada día al abrir el correo electrónico nos encontramos con propuestas de centros formadores casi todos por lo de la formación tripartita que intentan captarnos como clientes para así ellos cobrar del Ministerio o Consejería correspondiente el valor de nuestros puntos de formación hasta alguno regala ordenadores y algún viaje también, esto es un cachondeo.

La semana pasada, el Instituto de Formación Profesional donde empecé a estudiar me presentó un nuevo proyecto que piensa ofrecer la formación regulada por las ultimas disposiciones legislativas (ley de reforma laboral) esto es que los cursos subvencionados se canalicen por los Institutos Profesionales la F.P. y que exista una relación estrecha entre empresa e instituto, que los profesores tengan la formación para dar cursos y que se den los cursos que nuestro sector necesite, que sean profesionales, que sean atractivos, reales, que se acuda a ellos con mucha motivación.

No nos valen esas academias que para beneficiarse del dinero de la fundación tripartita generan un curso muchas veces “on-line” o presencial con muy poco contenido o con un profesor sólo teórico. Incluso alguna asociación empresarial que realiza cursos que a la vez los suele impartir su presidente o vocales de esa asociación sin estar preparados para los conceptos de hoy sin tener ninguna carrera profesional exitosa incluso sin formación académica, pero sí los cobran bien cobrados.


Por favor la formación es muy importante para nuestro sector. Debemos cuidarla.

Sobre el autor

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña