Talleres_del_siglo_XXI_Josep_Ferro Josep Ferro

| Talleres recomendados | -

Talleres recomendados Talleres recomendados
Talleres recomendados

Alberto me escribe para darme las gracias. 3 Albertos han visitado CRC con unas visitas internacionales y dice que se han llevado muy buenas sensaciones.

Recientemente he visto renacer un taller en el centro de Barcelona. Carlos no se hará rico. Trabajará como un esclavo y vivirá del negocio (las horas y los días que no esté al taller…). Le veo con la ilusión de los nuevos. Me sorprende gratamente observar su buen gusto, sus ganas de ser distinto, su empeño con unas reformas del taller y una inversión en maquinaria de un nivel extraordinario. Le deseo que no se salga del camino. Suerte no va a necesitar… en su zona, su competencia, los de toda la vida, dan pena. Y no es que no pinten bien los coches… seguro que sí. Es que cuando pisas el taller, se te cae el alma al suelo.

Hable usted con un taller de este perfil y escuche atentamente. Suelen lucir sus buenas relaciones con los vecinos, sus licencias municipales y su respeto por el medioambiente, ¿dónde lo habrán leído? ¡Si no hay ni que tomar muestras! Hay polvo desde el principio de los tiempos. Nunca han hecho nada más allá que barrer. Las latas vacías de pintura amontonadas se las recogen dos veces al año. Restos, trastos, piezas y todo tipo de herramientas inútiles invaden suelo, estanterías y rincones. Todo inútil. Todo, el resultado de ceder a la presión de unos proveedores que vendieron, cobraron y salieron corriendo. Aspiradores de Festo que no pueden más. ¿Cómo debe estar la bolsa? Compresores que inundan de aceite el calderín, el separador, el secador y cualquier filtro que pongas antes de la pistola. Pistolas que no han visto un mantenimiento en su vida, ¿para qué?

Para entrar al PaintBox hay que ponerse escafandra y mascarilla. Eso sí, a un agitador centenario lucen unos botes, limpísimos, de las mejores marcas de pintura. Y las latas de barniz premium y sus catalizadores, a unos precios infumables, se amontonan en un minialmacén que alberga de todo y desde hace siglos. ¿Cómo puede ser?

El mantenimiento de las cabinas “nos lo hacemos nosotros mismos, a ratos”. Traduzco, no hacen mantenimiento.

“Los clientes del barrio vienen porque confían en nosotros de toda la vida “, “los peritos nos respetan”, “los rentings han abusado tanto de nosotros que ya no los queremos ni ver, no nos hacen falta….”, y un sinfín de topicazos.

“Lo compramos todo a este o al otro. Nos hace unas condiciones muy especiales”, y, por ejemplo, al de súperconfianza le compran la bobina de plástico de 300m a 90€ (+iva) la unidad o la caja de abrasivo a 50€. Dios, ¡qué horror!

Si en tu taller todavía hay calendarios de “chicas en pelotas”, hazte un favor. ¡Tíralos!

Hace unas semanas hemos colgado en YouTube y a nuestra web un video filmado un día cualquiera en CRC. Es para que no se nos olvide nunca lo que un día hemos sido y lo que queremos seguir siendo.

Sobre el autor

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña