Desde_la_bancada_Joaquín_Gómez Joaquín Gómez

| Las aseguradoras quieren talleres del año 2000 y los clientes del 2011 | -

Banco de trabajo del taller de hace unos años. Banco de trabajo del taller de hace unos años.
Banco de trabajo del taller de hace unos años.

Existe una diferencia muy grande entre la cultura del taller de hace diez años a la que tiene en la actualidad o por lo menos debería tener.

Desde aquí quiero aprovechar para pedir perdón a todos los clientes que han padecido nuestra dejadez por la atención de los mismos. Se han cometido verdaderas atrocidades en cuanto al trato y al servicio se refiere. Reparaciones excesivamente largas, tiempos de estancia interminables, comunicación nula, cantidad mejor que calidad, un servicio basado en mirarnos al ombligo y un largo etc. Estos son algunos de nuestros pecados.

Por suerte para nosotros y para nuestros clientes ese tiempo ha pasado, pero no debemos olvidarlo, debe quedar en nuestra mente lo mal que se pueden hacer las cosas, para no repetirlo. En la actualidad, y siempre debió ser así, el cliente es el centro del servicio. Cada cliente es diferente, cada uno necesita un trato exclusivo y un servicio adaptado a su necesidad. Estamos para ayudar y para compensar en lo posible los inconvenientes que se crean al tener que prescindir de su vehículo unos días e incluso semanas. Reducir al máximo los plazos, entregar el vehículo totalmente terminado, buscar la excelencia en cada trabajo, ofrecer servicios auxiliares y sobretodo escuchar y dar lo que nos piden.

Hace unos días, dentro del aprovechamiento que algunas aseguradoras, con la ayuda de algún perito está haciendo de la situación económica actual, me comentaron con cierta alegría que existen servicios oficiales que se han ofrecido a pintar piezas por precios ridículos con los cuales no cubren ni gastos, sobre 50 € o 60 € por cada pieza. ¿Pretendemos volver al taller de hace 10 años? Cobrando esos precios nos empujan a cometer los pecados de hace unos años. Ya se pueden olvidar los clientes del vehículo de sustitución, de la rapidez, de la calidad, del buen trato, de las piezas originales, del servicio de recogida, de la grabación de su reparación, etc.  

Cuando vayan a contratar su seguro infórmense sobre qué tipo de taller apuesta su aseguradora, o mejor dicho exija el taller que usted desea, el de 2011.

Y tú, ¿Con qué taller te quedas?.

Sobre el autor

Joaquín Gómez es jefe de Taller en Auto Carrascosa, en Alicante.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña