Francesc

| Apuestas por la continuidad | -

Apuestas por la continuidad Apuestas por la continuidad
Apuestas por la continuidad

Desde hace ya tiempo, los profesionales del sector venimos de generaciones familiares, de padres a hijos.

En mi caso, si mis hijos y mi sobrino siguen, será la tercera generación al frente de una empresa familiar dedicada a la reparación de automóviles.


¿Merecerá la pena el esfuerzo que hemos realizado, los abuelos, los padres y los nietos por continuar en un sector en el cual cada vez más el mercado va a la baja?

 

Me refiero a la baja, no en la cuota de mercado de vehículos vendidos, si no en los precios de los servicios, que cada vez rozan más los minimos de subsistencia.

 

Mi opinión sobre el esfuerzo, es que sí, vale la pena, pero hay que ser un romántico para poder sacar el mismo rendimiento que años atrás, pues hay que dedicar muchisimas mas horas que antes.

 

Como ya comenté en otro articulo cada año preparabamos el cartel del gremio con el precio hora para colgarlo en la entrada del taller, ese cartel cada año variaba en alza, pero desde hace ya unos años esos carteles de bien poco sirven, pues los precios nos vienen fijados por el mercado y el mercado lo estan dominando las franquicias de talleres, las cadenas, las aseguradoras y los rentings.

 

Una vez planteado el tema económico, me gustaría poder plantearme el tema de la continuidad de las generaciones venideras, me gustaria saber tambien la opinión del resto de profesionales, pues hace ya unos años haciendo broma en el taller con los niños, les dejamos las máquinas de diagnosis como si de juegos de ordenador se tratase, despues les pusimos unos gorros y les hicimos unas fotos, titulándolas como.

El futuro de los talleres y de los consejos de administración.

Ahora unos cinco o seis años después y viendo como esta la sociedad, tanto los que nos mandan, los que nos manipulan, y los que nos necesitan...

 

¿Podriamos haber acertado, o no en la elección de la formación de nuestros hijos?

De hecho la opción de los sombreros no es la elección que más me gustaria para nuestros descendientes, pero como ya he comentado antes.

¿Qué diferencia hay entre los que nos mandan, los que nos manipulan y los que nos aconsejan, con la foto?

Podria ser la edad.

Podria ser la inocencia de los niños.

Sobre el autor

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña