Carlos Hernandez bravo

| Las placas de pintura | -

Las placas de pintura Las placas de pintura
Las placas de pintura

¿Cuánto tiempo hace que tienes las placas hechas y colgadas en la placoteca? ¿Qué cantidad de placas tienes de un mismo color?

Las placas pueden ser un gran aliado en la sección de pintura o, por el contrario, se pueden convertir en un quebradero de cabeza.

Si las tenemos bien pintadas, cuidadas, limpias y las renovamos cada ciertos meses (dependerá del uso y el trato que las demos), serán una herramienta útil, ya que podremos comparar los tonos y decidir por uno convencidos de que es el correcto.

Si por el contrario las tenemos sucias, manchadas de pintura seca, dobladas o han perdido brillo debido al paso de los años, no serán más que un elemento decorativo en el taller. Y al final para lo único que servirán es para equivocarnos en la variante elegida o para seleccionar por eliminación decantándonos por la que menos estropeada este.

También es cierto que cada taller tiene su manera de igualar los colores. Para dar la máxima calidad posible, unos utilizan placas, otros parchean piezas adyacentes o tocan los colores. Cada uno debe descubrir su sistema, teniendo en cuenta la calidad final del trabajo, el tiempo que ganas o pierdes según el sistema elegido y, por último, el material gastado en cada uno.

Lo único que yo me atrevería a forzar dentro de cualquier taller es a crear una base de datos en el ordenador en la cual tuviéramos la matrícula del coche y el color con su variante correspondiente. Esto sí nos ahorraría tiempo y dinero en futuras visitas.

Si esta base de datos la debería tener el encargado de recepcionar el coche y agregar el código a los datos del vehículo para que salga impresa en la hoja de trabajo, o si debería estar en un pc dentro del cuarto de pintura, es algo que entraría dentro de la organización del taller, y por lo tanto cada uno sabe como funciona su empresa.

Sobre el autor

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña