Posventa_en_la_era_iPhone Carlos Azofra

| 2009: la mitad de matriculaciones que en 2007 | -

El pasado agosto descendió un 18% el número de matriculaciones El pasado agosto descendió un 18% el número de matriculaciones
El pasado agosto descendió un 18% el número de matriculaciones

La caída en la venta de vehículos parece no encontrar suelo, pero, en realidad, en unos cinco meses nos toparemos con él, si se consolida la tendencia de marzo, tras los nefastos resultados de enero y febrero. Las matriculaciones durante los tres primeros meses han caído el 43,1%. En valores absolutos, se han vendido 197.995 unidades, es decir, 150.000 turismos menos que el pasado 2008. En el mes de marzo la caída ha sido del 38,7%, con 76.503 matriculaciones.

Así pues, la debacle de enero (-50%) y febrero (-49%) se atenúa en marzo (-38,7%). Es de prever que esta misma tendencia se prolongue hasta septiembre. A partir de entonces las cifras de ventas habrán de parecerse mucho a las de 2008, que ya sufrieron fuertes caídas.

Anfac, la patronal de los constructores de automóviles, prevé una caída de las matriculaciones en 2009 del 24%, lo que daría una cifra total de 882.493 vehículos nuevos, muy lejos del 1.633.806 de 2007. Según los cáculos de InfoCap, el número de matriculaciones se acercará más a los 950.000 vehículos gracias a las ayudas públicas.

 

El mercado español atravesó una época dorada en el período 2004-2007, con más de 1.600.000 turismos matriculados por año. Ahora estamos inmersos en una fase de corrección brusca a la mitad y es de esperar que, ya sin booms inmobiliarios, el mercado se sitúe en los próximos ejercicios en una horquilla que iría del millón al 1.200.000 vehículos anuales, es decir, nos colocaríamos en los niveles de hace exactamente diez años.

 

¿Valoraciones para la posventa? Sigo diciendo lo mismo que hasta ahora:

1. En época de crisis, cuando no hay dinero, no lo hay para nada, aunque la reparación de bienes es uno de los sectores que mejor la resistirá. Ya, ya sé que el mal de muchos no consuela...

 

2. Si se venden menos coches nuevos y el parque envejece, la posventa se beneficia, pero la subida del paro y el descenso de la actividad económica hace que los automovilistas recorran al volante menos kilómetros y reparen lo estrictamente necesario, prolongando al máximo los períodos de mantenimiento. Esto es especialmente acusable en el sector del V.I.

 

¿Pero entonces qué pueden hacer los talleres? Desde luego, permanecer de brazos cruzados es, a todas luces, una mala opción. Ahora es cuando más proactivos han de ser en la captación de clientes. Probablemente para ganar lo mismo. No todo es el precio. La flexibilidad o financiación del pago, por ejemplo, empieza a ser importante. Fiat, por ejemplo, ha decidido hacer descuentos a sus clientes en paro. Otras marcas han lanzado cheques descuento para ampliar su cartera tradicional de clientes y fidelizar a los actuales. Los concesionarios, por definición más caros, han de moverse rápido si quieren mantener inflado el flotador de la posventa. En su contra juega su escaso margen de maniobra: no pueden cambiar de proveedor de recambios y dependen mucho de los departamentos de posventa de las marcas. 

El taller multimarca, con estructuras mucho más ajustadas y flexibles, puede ganar la batalla barrio a barrio, preciosamente donde es fuerte. Por contra, al no estructurarse en torno a auténticas redes de posventa, salvo las grandes cadenas empresariales, tienen más difícil articular estrategias comerciales a la altura de las curcunstancias que atraviesa el mercado. Aunque el trato cercano y la honestidad son valores al alza.
 

Sobre el autor

Carlos Azofra es periodista licenciado en CC. de la Información. Desde 1992 ligado al sector de la posventa de automoción, en 2007 creó Infocap Posventa de Automoción e Infotaller.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña