Posventa_en_la_era_iPhone Carlos Azofra

| Talleres Pirata Roberts, la franquicia de talleres con más futuro | -

Andalucía concentra el 30% de los talleres ilegales, según Ganvam Andalucía concentra el 30% de los talleres ilegales, según Ganvam
Andalucía concentra el 30% de los talleres ilegales, según Ganvam

Me manda otro mensaje a través de Facebook otro taller de esos que ni leen revistas, ni usan Internet y mucho menos están en redes sociales… Ya sabéis. Le respondo con este post en El Club de la Posventa.

Fernando Sánchez Morillo: 

"Me parece bien que descubran esos 10 talleres pirata en Cataluña. Soy del Campo de Gibraltar y aquí lo raro es encontrar un taller que esté totalmente legal. Es más, los policías lo saben y no hacen nada contra esto. Ya es hora de que se haga algo, pues los que estamos legal lo pasamos canutas.”


A mediados de los 90 surge en España como tal el fenómeno de las redes de talleres multimarca. Cuatro grupos de distribución de recambios decidieron unirse en un ambicioso proyecto llamado Talleres Verdes. La idea era buena, el nombre también, pero lo cierto es que los talleres verdes fueron amoratándose, tras pasar de mano en mano. 

Hasta entonces los talleres independientes operaban de forma aislada (¿y acaso ahora no? -podría contestarme ahora alguno de vosotros con bastante sorna-). Anteriormente ya operaban programas muy potentes promovidos por fabricantes de componentes. En concreto, recuerdo muy positivamente los Talleres Lucas. Esos de color verde. ¿Los recordáis? También estaban los Talleres Bendix, etc. Es curioso que fueran los de los frenos los más dinámicos en el abanderamiento de reparadores…

 
Han pasado 15 años. Están los Bosch Car Service, los Talleres Cecauto, los EuroTaller, los SPG, los Talleres AD y muchos otros (en un próximo post compartiré con vosotros mi opinión sobre las redes de talleres; que me lío y no toca). El caso es que queda un segmento virgen de talleres muy interesante para crear una red: el de los centros de reparación clandestinos. Me comentan que ya hay tantos que podrían adherirse a una franquicia que ha creado recientemente el último pirata Roberts (¿lo recordáis? me refiero al de la película “La Princesa Prometida”). Tienen una imagen corporativa impactante. El color predominante, el negro. Por descontado, no faltan un par de tibias y una calavera (pequeño homenaje a Sabina).

 

Trabajar en red ofrece ventajas. Negociaciones conjuntas, formación, promociones, etc. En fin, hablo básicamente de las ventajas de la economía de escalas. Incluso podrían contratar asistencia técnica telefónica (también legal por si a alguna autoridad se le ocurriera de forma arbitraria cerrarle el negocio), tener una web donde los usuarios puedan localizarles mejor…

 
Me imagino que en el Campo de Gibraltar podrían intentar atraer a algunos clientes llanitos (sí, esos que hablan en inglés británico con acento andaluz). Es verdad que el nombre no es el mejor en este caso. ¿Quizá Talleres Pirata Drake? ¡Suena bien! Sería como una variedad regional, pero englobada dentro de Talleres Pirata Roberts. Así, podrían reunirse todos los Talleres Pirata Roberts españoles y hacer una convención nacional para hablar de sus problemas y avanzar hacia el futuro. Eso, eso, “Avanzando hacia el futuro”. La verdad es que como eslogan está algo manido. Pero no me digáis que no pega.

Sobre el autor

Carlos Azofra es periodista licenciado en CC. de la Información. Desde 1992 ligado al sector de la posventa de automoción, en 2007 creó Infocap Posventa de Automoción e Infotaller.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña