defensor_del_taller_Angel_palacios Angel Palacios

| Un taller convertido en ITV no es ningún chollo | -

Un taller convertido en ITV no es ningún chollo Un taller convertido en ITV no es ningún chollo
Un taller convertido en ITV no es ningún chollo

Que no vuelvan locos a los talleres con falsas expectativas en torno al negocio de la ITV. Si la inspección técnica de vehículos se liberaliza por fin, algo que aún está por materializar, la cantidad de empresas del sector de la reparación que pugnaría por ese mercado será ínfimo en relación al número total de talleres en España.

El control técnico de vehículos movió en 2012 un volumen de negocio de 366 millones de euros, según datos de AECA-ITV, la entidad que engloba a las empresas concesionarias de la ITV. Esta cifra habría alcanzado los 500 millones si por las estaciones de inspección técnica hubiera pasado el 20% de los vehículos, unos tres millones, que no cumplió con esa obligación durante el año pasado. Cantidades que suenan mareantes, hasta ahora inaccesibles por ley para el sector reparador...y que lo seguirán siendo, salvo contadas excepciones, por las elevadas exigencias económicas que requiere montar una estación de ITV.

¿Qué talleres disponen de dos millones de euros, y uno más para el terreno, si no se dispone de él, para adentrarse en el negocio del control técnico de vehículos partiendo desde cero? Muy pocos ¿no? Si de lo que se trata es de reconvertir y adaptar unas instalaciones pensadas para la reparación de coches en área de inspección, el coste puede rondar entre 100.000 y 300.000 euros. O sea, que los interesados, a pedir al banco. Como está el crédito, sólo grandes grupos de concesionarios, empresas con excedente financiero o terceros ajenos al sector (El Corte Inglés ya se ha postulado) podrán hacer frente a esas inversiones.

Los concesionarios quieren ser ITV

La liberalización de la ITV es una reivindicación histórica de los concesionarios, canalizada sobre todo a través de su patronal Faconauto. Contribuiría, en su opinión, a aumentar la competencia (puede) y automáticamente abaratar el precio del servicio (eso está por ver). Y a dar oxígeno a sus representados, buscando unos ingresos que compensen parte de lo perdido con la tremenda caída las matriculaciones, el descenso de la actividad de sus talleres y la reducción de las ventas de recambios.

En la actual situación, se calcula que apenas el 10% de concesionarios (unos 300), tendría la capacidad para montar una estación de control técnico, según las estimaciones realizadas por la asociación de los importadores de vehículos (Aniacam). ¿Les merecerá la pena el esfuerzo? Tengo mis dudas.

No nos dejemos engañar. El verdadero negocio para el taller asociado al control técnico de vehículos está en la pre-ITV y en la post-ITV. Es fácil deducirlo. Basta sólo con imaginar que una parte (poned vosotros el porcentaje) de esos tres millones de vehículos que no acudieron a la ITV el año pasado lo hubiera hecho. No hay que ser muy sagaz para entender que muchos propietarios de esos coches no fueron a las estaciones de control técnico sólo por ahorrarse los 30-35 euros de la revisión obligatoria, sino por la certeza de no superarla y tener que hacer un desembolso mayor para reparar los fallos que se detectarían. ¿Cuántos millones de euros en reparaciones se quedaron en el limbo?.

Entre los vehículos que sí se sometieron a la ITV, se contabilizaron en 2011 seis millones de defectos graves, los que deben ser subsanados obligatoriamente en el taller para superar una segunda inspección y evitar la inmovilización. Ahí radica el verdadero negocio para el taller. La reparación de esos defectos genera un volumen de facturación al sector reparador muy superior al que obtendría siendo partícipe directo del servicio de inspección técnica. Y no cuento las intervenciones que se realizan antes del control técnico, que suman otra cantidad más que importante.

Así que más que reivindicar el acceso al servicio de control técnico, os recomiendo que insistáis en pedir que se potencien las acciones para perseguir a los defraudadores de la ITV. Sin descuidar la reclamación permanente a las Administraciones para que se impliquen más en la difusión de mensajes sobre el mantenimiento preventivo de los vehículos y la contribución del control técnico a un parque automovilístico mejor conservado y por tanto menos peligroso para la seguridad vial.

Sobre el autor

Periodista y licenciado en CC. de la Información, Angel Palacios lleva ligado al sector de la Posventa de Automoción desde 1991. Tras una larga etapa en la revista Nuestros Talleres, es cofundador de Infocap / infotaller (2007).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña