defensor_del_taller_Angel_palacios Angel Palacios

| ¿Sobran talleres oficiales de las marcas de automóviles? | -

El león de Peugeot, entregado en el primer Fórum de Agentes de la marca. El león de Peugeot, entregado en el primer Fórum de Agentes de la marca.
El león de Peugeot, entregado en el primer Fórum de Agentes de la marca.

El anuncio de la reducción del número de servicios oficiales Peugeot es un ejemplo impactante de ajuste del actual tamaño de las redes de posventa de las marcas de automóviles. No es un fenómeno nuevo, asociado sólo a la crisis económica general, al bajón de las ventas de coches o al envejecimiento del parque en España. La disminución de los operadores marquistas de la venta y reparación de vehículos responde también a una estrategia de los constructores que se remonta a los inicios de la década pasada.Año 1993. Torremolinos, Málaga. La entonces Peugeot Talbot España convoca su primer Fórum de Agentes. Un millar de representantes de la red secundaria de la marca del león asiste al evento. Entre los invitados, Carlos Azofra y el redactor de estas líneas, únicos periodistas que cubren el acontecimiento. Todavía guardo en casa la figura del león con el que fuimos obsequiados todos los presentes. Es la foto que ilustra el artículo. El recuerdo de esa masiva concentración de agentes Peugeot hace ya 18 años contrasta ahora con el recorte que la marca ha anunciado a su red secundaria con razonamientos contundentes y cruda sinceridad. Me hace pensar en unos tiempos que dudo que vuelvan.

Acudo a las estadísticas de Faconauto para encontrar referencias más concretas sobre el adelgazamiento real de las redes marquistas (no sólo la de Peugeot). A fecha 1 de enero de 2011, la patronal de los concesionarios contabilizaba un total de 6.203 de puntos asociados a redes de las marcas de automóviles en España (sólo de turismos y todo terrenos). Un año antes, la misma fuente estimaba en 7.000 la cifra de concesionarios y talleres oficiales para esas categorías de vehículos (-11,4%).

 

Me remonto luego a 2007. Sorpresa: 6.817 centros marquistas, casi doscientos menos que en 2010. La negativa coyuntura económica se habrá llevado por delante así a un número considerable de negocios de la posventa marquista (algunos de ellos han vinculado su continuidad adhiriéndose a redes multimarca, por cierto), pero no tanto como la que arrasó casi un tercio de esas mismas redes desde principios de la década pasada.

 

Nuevos reglamentos, menos talleres marquistas

 

En el año 2000 el número de concesionarios y talleres autorizados en España llegaba casi a los nueve mil. El recorte posterior se produjo entonces con la entrada en vigor del Reglamento europeo 1400/2002, antecedente del actual 461/2010, regulador de la actividad de venta y posventa. La normativa, orientada a la liberalización del mercado y a una mayor competencia entre actores en favor de los usuarios, hizo que los constructores en general elevaran sus estándares para nombrar y/o mantener los contratos de taller autorizado. Eso provocó una criba en sus redes reparadoras oficiales, más aguda que la que se vislumbra en estos momentos de incertidumbre. Fue una poda silenciosa porque se extendió durante más años y afectó a casi todas las marcas. Y que no tuvo tanto eco en los medios especializados, salvo excepciones. El mercado lo asumió y punto. Y las marcas actuaron con el propósito de elevar la cualificación y rentabilidad de sus redes y de su propia cuenta de resultados.

 

Otra cuestión es la salida que les queda a estos talleres oficiales afectados por la política restrictiva de las marcas respecto a la implantación de sus redes. Tantas inversiones, tantos esfuerzos y tanta adhesión a una marca no pueden esfumarse de golpe por una decisión como la adoptada por Peugeot. Son empresas de reparación que presentan la fuerza de su fondo de comercio, la confianza de sus clientes y un amplio conocimiento del mercado. Su desventaja, la limitación de su especialidad monomarca (aunque muchos talleres de las redes secundarias reparan, ahora y siempre, vehículos de marcas diferentes a las que preconizan). Ahora les tocará evaluar a fondo las alternativas para continuar. A priori, parecen firmes candidatos a engrosar las filas del sector independiente. Pero ese cambio no resultará fácil en un entorno tan competitivo y difícil como el actual.

Sobre el autor

Periodista y licenciado en CC. de la Información, Angel Palacios lleva ligado al sector de la Posventa de Automoción desde 1991. Tras una larga etapa en la revista Nuestros Talleres, es cofundador de Infocap / infotaller (2007).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña