defensor_del_taller_Angel_palacios Angel Palacios

| Monumental cabreo de los talleres con las aseguradoras | -

Placa de taller de chapa y pintura Placa de taller de chapa y pintura
Placa de taller de chapa y pintura

Los talleres están expresando en Infotaller.tv su indisimulado cabreo con algunas aseguradoras. Casi 50 comentarios ya. Algunos llegan a proclamar incluso la necesidad de organizar un parón para protestar por la situación. Estamos ante un conflicto en plena ebullición, avivado por las propias asociaciones de talleres.

Cetraa, la confederación de talleres, y Faconauto, la patronal de los concesionarios, demandaron al principio del verano, ante la Comisión Nacional de la Competencia, a Centro Zaragoza (cuyos accionistas son las compañías aseguradoras del ramo del automóvil) por su baremo de pintura. Más recientemente, Conepa ha puesto en el disparadero a Axa y Línea Directa al difundir sus prácticas supuestamente restrictivas a la libre competencia (la noticia más vista en Infotaller.tv en el mes de octubre).

Estos dos hechos han contribuido a encender la mecha. Si las organizaciones que representan al taller lideran las acciones y alimentan el debate contra las actuaciones de determinadas aseguradoras (como es su obligación, si entienden que perjudican a sus asociados), la temperatura de la pugna se dispara.

La relación entre talleres y aseguradoras pasa así por uno de sus momentos más delicados. La presión de las compañías de seguro a los reparadores ha existido siempre. Hace veinte años fue motivo de una huelga de talleres en Madrid, en protesta contra las actuaciones de Mutua Madrileña. Casi mi primer trabajo como reportero del sector. Qué tiempos. Con episodios violentos en las calles. La disputa se zanjó con un acuerdo entre la aseguradora y la asociación madrileña de talleres (Asetra), un pacto de mínimos que pacificó la situación. Dos décadas después, no creo que se alcancen tales extremos, que no dejaron en buen lugar a ninguna de las dos partes en conflicto.

Para los talleres de carrocería, las compañías de seguros siguen siendo (más incluso que hace dos décadas) su principal cliente. Pagan 3.000 millones de euros al año por siniestros (sólo daños materiales). Y evalúan en 750 millones el fraude que soportan anualmente. Como clientes que aseguran un volumen de trabajo elevado, las aseguradoras exigen a sus proveedores el mejor servicio procurando pagar lo menos posible. Y ahí le duele al taller. Lógico. La crisis económica, el descenso de las pólizas de seguro a todo riesgo y la batalla de las compañías low cost han desembocado en una presión cada vez más asfixiante para las empresas de reparación por parte de las compañías. Injusto, sí, pero real. El taller tiene motivos para rebelarse.

Talleres en acción

 

¿Qué puede hacer el taller? Cada negocio es un universo particular. Las recetas para una empresa no sirven para otras. Depende también de la cuota de mercado que cada aseguradora tiene en cada zona. No se puede ni se debe generalizar, pero las empresas de reparación deben tirar de firmeza a la hora de defender al máximo su precio/hora, exigir peritaciones acordes con los daños reales de los vehículos siniestrados y seguir denunciando cualquier práctica abusiva que detecte con su aseguradora/cliente de protagonista.

 

En España hay cerca de 3.000 talleres concertados con aseguradoras. Señal inequívoca de que los dos 'bandos' se necesitan mutuamente. Si se sigue tensando la cuerda, se romperá por el lado más débil. Que no tiene por qué ser el taller. Unidos entre sí y arropados por sus asociaciones, las empresas de reparación de automóviles forman un colectivo suficientemente poderoso para no dejarse ganar esta batalla. Que al final no es otra que la de la defensa de la libertad del consumidor para elegir dónde se repara su vehículo, aunque pague la compañía de seguros.

Sobre el autor

Periodista y licenciado en CC. de la Información, Angel Palacios lleva ligado al sector de la Posventa de Automoción desde 1991. Tras una larga etapa en la revista Nuestros Talleres, es cofundador de Infocap / infotaller (2007).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña